Rosquillas de naranja al horno


Hay recetas que sorprenden. Sí, las preparas sabiendo que el resultado va a ser rico y, cuando las pruebas, resulta que no es rico. ¡Es espectacular! Este es el caso de los roscos que os enseño hoy. La receta me la pasó mi amiga Salomé y la hice según cayó en mis manos (sí, lo confieso, soy una impaciente). Mientras la preparaba tenía buena pinta: la masa quedó perfecta, casi sin necesidad de amasar, y cuando metí los roscos en el horno... ¡Menudo olor inundó toda la casa!

Como os digo, la cosa prometía bien, pero cuando los roscos se enfriaron y los probé... ¡deliciosos! Sólo os digo que al día siguiente volví a hacerlos, porque la primera tanda voló en cuestión de horas. Crujientes por fuera y tiernitos por dentro y con un sabor a naranja riquísimo. Como os digo, para repetir una y mil veces... Así que no me voy a enrollar más y, si os parece, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


  • 1 huevo
  • 40 ml de aceite
  • 50 ml de zumo de naranja
  • La piel de una naranja
  • 85 gramos de azúcar
  • 250 gramos de harina
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • Una yema de huevo para pintar los roscos
  • Una cucharada de azúcar para espolvorearlos (opcional)
 

Ponemos el huevo, el azúcar y el aceite en un bol y batimos con unas varillas de mano. Añadimos el azúcar y la piel de la naranja rallada.

Echamos al cuenco con la con la mezcla anterior la harina y el bicarbonato y amasamos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Igual se os sigue pegando un poco a la masa, tranquilos, es normal: evitad añadir más harina. Formamos una bola con la masa y la dejamos reposar al menos media hora (no es necesario meterla a la nevera).


Pasado el tiempo de reposo, cogemos porciones de masa y formamos los roscos (si nos engrasamos un poco las manos con una pizca de aceite es más fácil). Según hacemos los roscos vamos colocándolos sobre la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado y, cuando terminemos, los pintamos con un poco de yema batda con ayuda de una brocha de silicona. Si queréis, podéis espolvorear un poco más de azúcar encima de los roscos.

Metemos al horno (180 grados, precalentado con calor arriba y abajo) y horneamos hasta que nuestros roscos se doren un poco. Sé que siempre os digo los mismo, pero cada horno es distinto y el tiempo puede variar, pero calculad que neesitaremos unos 12 o 15 minutos. Cuando estén en su punto, los sacamos y los dejamos enfriar sobre la rejilla completamente. ¡A gozar!


Algunos consejos:
  • Para que los roscos se conserven perfectos, guardadlos en un tarro hermético bien cerrado.
  • Si queréis aromatizar aún más nuestros roscos, basta con calentar previamente el aceite con unos trozos de piel de naranja (sin la parte blanca) en una sartén. Lo dejamos enfriar y seguimos los mismos pasos de la elaboración.
  • Podéis sustituir una parte del zumo de naranja por licor de naranja: couinteau, grand marnier... el que tengáis por casa.
 

Como veis, estos roscos no pueden ser más sencillos de hacer. El resultado es espectacular: quedan crujientes por fuera y tiernos por dentro, y tienen un olor... ¡No hay excusa! Si os animáis a hacerlos, recordad mandarme una foto para que pueda ver lo ricos que os quedan. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Qué buenos con ese aroma a naranja que llega hasta aquí!!! Fáciles de hacer y además en el horno, Deliciosos.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que están deliciosos Malena. Unido a que son tan sencillos de hacer... ¡peligro!
      Un beso

      Eliminar
  2. Muy buenas Elena! Qué buen desayuno, merienda... vamos que a todas horas! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto Alicia... ¡a todas horas! ;-)
      Un beso

      Eliminar
  3. Que buena pinta!!!!!!!!!! me apunto la receta con tu permiso jiji sin duda los voy a hacer muuuy prontooo. Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No necesitas permiso para coger la receta! Yo encantada!! Eso sí, recuerda mandarme una foto para ver lo ricas que te quedan!
      Un beso

      Eliminar
  4. Holaaa. Voy a hacer los rosquitos pero tengo una pequeña duda. Pones:
    "Ponemos el huevo, el azúcar y el aceite en un bol y batimos con unas varillas de mano. Añadimos el azúcar y la piel de la naranja rallada."
    Supongo que sera el zumo y la ralladura lo que se le incorpora despues no?
    A ver como me salen. Besitos desde Malaga 😙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia! Eso es, tal y como dices! Disculpa las molestias y mil gracias por avisarme, lo corrijo ahora mismo!
      De nuevo, muchas gracias y mándame foto de lobuenos que te quedan! Un besote

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.