Tarta de chocolate Condesa Nera. Reto Reposteras por Europa


Como cada día 10 de mes, aquí me tenéis con mi receta para el Reto Reposteras por Europa que organiza Pili, del blog Tothom a la Cuina. Este mes hacemos las maletas y nos vamos hasta Croacia. Una vez más, me ha tocado investigar porque, muy a mi pesar, es un país que (aún) no conozco personalmente. Menos mal que Internet es una gran fuente de sabiduría que todo lo sabe...

La gastronomía croata varía bastante según cada región; la zona costera está influenciada por Italia, Grecia, mientras que la zona interior se asemeja más a los países eslavos. Son muy típicos el cordero, el pescado, el marisco, el queso... Respecto a la respostería, matadme si queréis pero la verdad es que no he investigado demasiado. Según me puse a buscar descubrí la tarta que os enseño hoy y fue amor a primera vista. ¡Una de las mejores tartas de chocolate que he comido! Como siempre, he hecho unos cuantos cambios respecto a la receta original, pido perdón a los croatas.

Se trata de un pastel muy ligero y delicioso; basicamente es una mousse de chocolate súper esponjosa con una base de galletas con sabor a café. Pocos ingredientes, sin horno... ¡facilísima! Vamos, que esta tarta lo tiene todo... Lo que me da pena es que, por mucho que he buscado, no he logrado encontrar de dónde le viene el nombre de Condesa Nera, así que por favor, si alguien lo sabe, que me lo haga saber que no me gusta quedarme con la incógnita. No me enrollo más, os digo los ingredientes* y nos ponemos a cocinar.


Para la tarta:
  • 12 galletas maría
  • Una taza de café solo (a temperatura ambiente)
  • 3 huevos
  • 120 gramos de mantequilla
  • 110 gramos de azúcar
  • 120 gramos de chocolate negro
  • Una pizca de sal

Para decorar:
  • Una cucharada de cacao en polvo
  • Un puñadito de crocanti de almendra
  • Una onza de chocolate blanco rallado
*Para un molde de 18 centímetros de diámetro



Vamos a comenzar preparando la base de nuestra tarta. Para ello, remojamos las galletas en el café y cubrimos con ellas el fondo del molde (os recomiendo que sea desmontable para poder desmoldar la tarta más facilmente). Necesitaremos romper algunas galletas para tapar los huecos que nos queden. Por el momento, reservamos.

Ahora vamos con el relleno. Separamos las claras y las yemas y ponemos las claras en un bol amplio con una pizca de sal y las batimos con las varillas eléctricas hasta montarlas a punto de nieve.

En otro bol ponemos la mantequilla en punto pomada (es decir, blandita pero no derretida) junto al azúcar y batimos un par de minutos hasta lograr una crema homogénea. Añadimos las yemas de huevo y volvemos a batir hasta que se integren por completo. Por último, echamos 100 gramos de chocolate derretido (reservamos los 20 restantes) y mezclamos.

Añadimos las claras montadas a la crema de chocolate e integramos con una espátula con movimientos suaves y envolventes para que el merenge no se baje. Rallamos el chocolate restante y mezclamos hasta incorporarlo totalmente.

Vertemos esta crema sobre la base de galletas y alisamos bien la superficie. Guardamos en la nevera y dejamos reposar unas horas hasta que cuaje. Cuando esté lista, la desmoldamos y sólo nos queda decorarla un poco antes de servir: la espolvoreamos con un poco de cacao en polvo, repartimos el crocanti de almendra y rallamos un poco de chocolate blanco por encima. ¡Listo! ¡A disfrutar!


Algunos consejos:
  • Otra manera de hacer la base de esta tarta es usar sobaos o bizcochos de soletilla. Ota idea, para darle un "toque especial", es añadir al café una cucharadita de ron, brandy, amaretto o cualquier licor que os guste. Si la tarta la van a comer niños y no les agrada el sabor del café, podéis sustituirlo por leche con colacao o, directamente, hacer la típica base de galletas y mantequilla.
  • Como siempre os digo, la decoración es opcional. Podéis rallar chocolate, poner unas fresas o unas frambuesas... lo que se os ocurra.
  • Esta tarta tipo mousse queda también muy bien de manera individual: podéis hacerla en boles, cuencos, vasos... La elaboración es la misma, sólo cambia la manera donde la servimos.


Fiaros de mi: esta tarta es deliciosa. Tiene un sabor muy intenso a chocolate, pero no es nada empalagosa y es muy ligera, es como comerse una nube de chocolate. Además, si tenemos algún compromiso, podemos prepararla de víspera y plantarnos con un postre tremendo sin nada de trabajo. De verdad, haced esta tarta porque sé que os va a encantar. Cuando os animeis, recordad enviarme una foto para que pueda ver lo buena que os queda. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Muy bien se lo puede perder ! Felicitaciones abrazos "!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta tiene,estube dudando de hacer esta receta,pero al final me quedé con unas galletas,pero tengo bastantes para hacer próximamente
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta tiene,estube dudando de hacer esta receta,pero al final me quedé con unas galletas,pero tengo bastantes para hacer próximamente
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Ya la tengo en pendientes, que me ha enamorado.

    ResponderEliminar
  5. Delicioso!!. La última foto me ha dado ganas de meter la cuchara...!!. Genial!!.
    Maika.Dulce Pecadilla.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía que tartaza, mi madre y Gemma (de Mare que bueno!) serían súper felices con ella, que de chocolate... ñam ñam!!!
    Yo esta no la vi pero ahora que ya la he visto me la guardo porque a mi los mousses me pirran (cuando me salen... jejejeje!).
    Que grandísima aportación!!! Felicidades!!! ^_^
    Bss!!!

    ResponderEliminar
  7. Ays!!¡¡Elena!!!¿Por qué me haces ésto? ¡¡Estoy intentando desintoxicarme del chocolate!!! jajajajaja. Tiene una pinta...¡¡qué te voy a contar a ti!! jajaja. Muchos besos desde Tenerife. Me quedo por aquí, que me di cuenta de que no te seguía por el blog. MJ (www.sucreriespassions.blogspot.com.es)

    ResponderEliminar
  8. Sin comentarios Elena. Lo que daría ahora mismo por un trocito, con lo que me gusta el chocolate!!!
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  9. Esta condesa negra está genial! Besos

    ResponderEliminar
  10. Ains... con la condesa!! Esta la veo yo antes y me enamoro también! Me la guardo. Un beso

    ResponderEliminar
  11. mmmm que pasada!!!se acerca la hora de la merienda y yo aquí ando con la baba colgando viendo cosas tan maravillosas como esta tarta!!
    besotes!!

    ResponderEliminar
  12. Que buenaaaa! tengo la boca hecha un charco buenísima quede encantada, esta receta me la guardo super chocolate, me encanta.
    Dulces Éxitos!

    ResponderEliminar
  13. A puntito estuve de hacer esta tarta, pero al final me eché para atrás para no comermela yo toda!!! Tiene que ser un vicio1!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  14. Ostras pues ya me comía yo un trozo ahora mismo!! Se ve realmente deliciosa! la combinación de chocolate y café funciona muy bien con que no dudo del éxito de la tarta. Una muy buena propuesta! :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Menuda pinta tiene esta tarta, un pecado total jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Super fácil y que buena pinta! Me estoy pasando cada que tengo tiempo a ver las recetas, y las quiero hacer todas!!!!
    Saluditos!

    ResponderEliminar
  17. Una pasada de tarta y si no encuentras a la "Condesa Nera" para agasajarla, me ofrezco voluntaria, ja, ja, ja...Fácil y rica. Preciosa presentación.
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Te entiendo Elena, en los últimos viajes que hemos hecho me ha pasado lo mismo. No he encontrado el origen de la receta y siempre me gusta documentarme un poco. De aspecto tranquila, de fábula

    ResponderEliminar
  19. pero que rica se ve, y por dentro parece muy blandita, me comería un buen trozo ahora mismo, un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.