Bizcocho de mascarpone y arándanos

bizcocho de mascarpone y arándanos

Hace tiempo que no os traigo una receta de bizcocho, con lo que me gustan... a media mañana es lo que más disfruto junto con un café o con un té, y comerse un trocito para la merienda es genial también. Y de los bizcochos me gusta no solamente comerlos: hacerlos me encanta y me desestresa un montón. ¿y qué me decís del olorcito que inunda la casa? ¡Ale, ya mismo todos a hornear un bizcocho!

Y si además está tan bueno como este que os enseño hoy, ya no hay excusas para no encender el horno. Se trata de un bizcocho con queso mascarpone y arándanos que está para ponerle un piso en la Gran Vía. Jugoso, con un sabor muy delicado y con el toque de la fruta fresca. ¡Impresionante! Así que no me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

bizcocho de mascarpone y arándanos receta
  • 4 huevos
  • 320 gramos de azúcar 
  • 120 gramos de aceite 
  • 250 gramos de queso mascarpone 
  • Un yogur natural 
  • 280 gramos de harina
  • Un sobre de levadura
  • Una pizca de sal 
  • La ralladura de una naranja 
  • Una cucharada de almendras laminadas
  • 150 gramos de arándanos 

bizcocho de mascarpone y arándanos receta

Ponemos en un bol amplio los huevos junto al azúcar y batimos hasta que la mezcla blanquee y aumente de volumen. Añadimos el aceite, el mascarpone y el yogur y mezclamos de nuevo. Tamizamos los elementos secos (harina, sal y levadura) y lo echamos a la mezcla anterior, mezclando suavemente hasta que no queden grumos. Echamos la ralladura de naranja y los arándanos. 

Engrasamos el molde escogido (también es recomendable encamisarlo con papel sulfurizado) y vertemos la masa. Espolvoreamos un poco de azúcar por encima y las almendras laminadas y metemos en el horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo) durante más o menos una hora. Siempre os digo que el tiempo puede variar, así que para comprobar que esté listo es recomendable pincharlo con un palillo: si sale seco, ya podemos sacarlo. 

Lo dejamos reposar sobre una rejilla quince minutos antes de desmoldarlo para que no se rompa. Por último, lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla y ¡listo! ¡Buen provecho!

bizcocho de mascarpone y arándanos receta

Algunos consejos: 
  • Yo he usado arándanos frescos, pero podéis usar congelados sin problemas: basta con añadirlos a la masa directamente del congelador y listo.
  • Yo he horneado mi bizcocho en un molde tipo plum cake, pero podéis usar el molde que tengáis por casa y que os guste, sin problema.

Este bizcocho es delicioso, creedme: es imposible comer solamente un trocito. Si os animáis a hacerlo, mandadme una foto para que pueda ver lo rico que os queda, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.