Slavinken. Cocinas del Mundo


slavinken receta

Hoy, 21 de enero, es el tercer domingo de mes, y tenemos cita con el reto culinario Cocinas del Mundo. Esta vez nuestro país invitado es Holanda, un país que tengo la surte de conocer desde hace años y que me encanta. Si me lo permitís, comenzaré contándoos una anécdota: la primera vez que viajé allí, hace unos 13 años (estaba en mi viaje de estudios), era abril y era un día de labor, entre semana. Llegamos a Amsterdam a eso de las cinco de la tarde. Estaban todas las tiendas cerradas y había muchísima gente en las orillas de los canales, haciendo picnics. Yo en ese momento pensé que debía ser festivo: todo cerrado, todo el mundo al aire libre disfrutando de los primeros rayos de sol de la primavera a las cinco de la tarde (una hora a la que mayoría de nosotros estamos en plena jornada de tarde en nuestros trabajos). Como aquí un domingo, vamos...

¡Pues no! Resulta que no era festivo: resulta que era uno de los primeros días de sol de la primavera y la gente había salido en masa a celebrarlo y disfrutar con la familia y amigos. Sí, en Holanda las cosas se viven a otro ritmo: jornadas más tempranas, aprovechando a tope las horas de sol e intentando hacer posible una conciliación real. ¡Ojala aprendiéramos un poco! así que como os imaginaréis, estoy deseando volver a Holanda, además un amigo vive allí desde hace un par de años y él y su chica (¡un beso si lees esto Marieke!) se han comprado una casa y me apetece mucho hacerles una visita y probar in situ la receta que os traigo hoy. Se trata de slavinken (slavink en singular), una especie de albóndigas de carne picada cubiertas de bacón. ¡Una delicia! En casa nos han encantado, os aseguro que es de esos platos que sé que voy a repetir muchas veces. Así que no me enrollo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

slavinken receta

  • Medio kilo de carne picada (mitad de ternera y mitad de cerdo)
  • 10 lonchas de bacón 
  • Una cebolla grande 
  • Un huevo 
  • Dos cucharaditas de mostaza de dijon 
  • Dos cucharadas de pan rallado 
  • Una cucharadita de harina 
  • 350 ml de cerveza negra 
  • Una cucharadita de miel 
  • Dos hojas de laurel 
  • Sal
  • Pimienta 
  • Aceite de oliva 

slavinken receta

Vamos a comenzar poniendo en un bol la carne picada con el huevo, el pan rallado, una cucharadita de mostaza (reservaremos el resto para la salsa) y una pizca de sal y de pimienta. mezclamos todo con las manos y formamos cinco bolas de carne, a las que le daremos una forma un poco alargada, como de croqueta grande.

Envolvemos cada "esfera" de carne con un par de lonchas de bacon y las aseguramos con unos palillos. Echamos dos cucharadas de aceite en una cazuela y doramos a fuego vivo los slavinken. Cuando estén dorados, los retiramos a un plato. 

Vamos con la salsa. Cortamos la cebolla en láminas y las colocamos en la misma cazuela en la que hemos dorado la carne. Cocinamos hasta que se coja color y añadimos la harina. Movemos un minuto y añadimos la cerveza, una cucharadita de mostaza, la miel, las hojas de laurel y un poco de sal y pimienta. Cocinamos dos minutos y devolvemos los slavinken a la cazuela. 

Dejamos a fuego medio durante 15 minutos, dando la vuelta a la carne de vez en cuando. Probamos para rectificar de sal o pimienta si es necesario y servimos, con una cervecita negra para acompañar si puede ser. ¡Que aproveche!

slavinken receta

Algunos consejos:
  • La receta original usaba en la salsa perensiroop, una especie de jarabe dulce a base de pera. Yo he optado por sustituirlo por miel, aunque podríamos usar un sirope de caramelo o una cucharada de azúcar moreno. En cualquier caso, el toque dulce le va de perlas a la salsa.
  • Para este tipo de recetas prefiero usar mezcla de carne de ternera y cerdo (y así lo indicaba además a receta original), me parece que queda más jugosa. Pero si preferís usar sólo ternera u otro tipo de carne picada (100% cerdo, pollo, pavo...) sin problema.

slavinken receta

Ya veis que es una receta bien sencilla y os prometo que queda maravillosa: la carne resulta súper jugosa y la combinación de la carne con la salsa es simplemente deliciosa. Si la hacéis, mandadme una foto para que pueda ver lo rica que os queda, me hace muchísima ilusión que os animéis con las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Hola Elena, me ha llamado mucho la atención tu receta y tu relato. Estoy segura de que fue una comida deliciosa. Nos pondremos por aquí a hacerla. Un besote muy fuerte, nos vemos en India….

    ResponderEliminar
  2. La cervezita que no falte para acompañar mi plato, me conformo con la ración de la foto ;)

    Besos y te espero en La India ;)

    ResponderEliminar
  3. Que rico! Los he visto preparados en el super pero nunca los he cogido jejejeje (aqui todo lo venden ya preparado para hacer, organizados que son) pero al ver tu receta se me antojan! Me hace gracia la anecdota porque es realmente asi, cuando vives aqui, sales cualquier dia aunque llueva y si ya sale el sol las terrazas, parques y canales se ponen hasta los topes para disfrutar del solete que aqui se echa mucho de menos! Un besito

    ResponderEliminar
  4. Ciertamente en Holanda parece que el mundo funcione a otro ritmo... Tu receta una maravilla, muy original y rica. Cuando hice el repaso de comida por Holanda no la ví, pero me parece una preparación rica, jugosa.

    ResponderEliminar
  5. Helen me encanta tu receta, esa salsita me pone ojitos y voy a por el pan ahora mismo.besinos

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado la receta y me parece que la voy a hacer uno de estos días para cenar. Me encnata probar cosas nuevas. ¡Muy buena eleción!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  7. Muy buena receta, tiene muy buena pinta y seguro que está para no parar de mojar en esa salsita. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Pues menuda pinta que tiene esto! No lo conocía pero con lo que me gustan las albóndigas, esto tiene que estar de muerte. Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Si enseño esto en casa te quedas sin blog de un mordisco... tengo yo ganas de albóndigas y esa salsita me tienta... Besossss

    ResponderEliminar
  10. Ainns!! Miss Pimienta, qué riquísimo te ha quedado. Me encanta esa salsita. Se ve delicioso todo. Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  11. Me apunto a lo de la cervecita, que complementa este plato que me ha parecido muy curioso y a la vez una delicia.
    Bss

    ResponderEliminar
  12. madre mía que pinta y que ganas de mojar pan ahí!! delicioso!!
    un besito

    ResponderEliminar
  13. Pues parece que te quedaron bien ricas, ¿eh? Tu anécdota me ha recordado a mi país adoptivo, Dinamarca.

    ResponderEliminar
  14. pero que rico tiene que estar esto, con cervecita por supuesto y con un buen trozo de pan a la española que por lo menos esa costumbre la tenemos buena, la de los horarios estoy contigo las jornadas deberían empezar antes llegar a casa a las 9 de la noche, cenar y ver la tele no es algo con lo que se pueda ser feliz con la familia, buen viaje, nos vemos en la India, bss

    ResponderEliminar
  15. Encontrar el sirope de peras ya hubiese sido la "repera" jajaja. La salsa tienen una pinta de las de necesitar una hogaza de pan.
    Nos vemos en India. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.