Natillas de chocolate blanco

CÓMO HACER NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO. Receta Fácil en 10 Minutos

Alguna vez os he dicho que, para comer a mordiscos, prefiero el chocolate negro (además si es con alto profe taje de cacao, ¡¡mejor!!), pero sin embargo a la hora de hacer postres me encanta el sabor del chocolate blanco. Me parece que ese sabor más dulce y ligeramente avainillado que tiene da un toque especial a muchas recetas de repostería.


Como ya habréis deducido, hoy la cosa va de chocolate blanco. Y es que os traigo unas natillas de chocolate blanco que están de caerse de culo de ricas, con perdón de la expresión. La textura es perfecta, suave y cremosa, y el sabor es delicioso y nada empalagoso. Y como el chocolate y los frutos rojos combinan tan bien, he optado por acompañarlas de la mermelada de fresa Bonne Maman que llegó en la caja Degusta Box de este mes. ¡Una auténtica maravilla! Por cierto, podéis ver aquí el unboxing de la caja y descubrir todos los productos de este mes.

Seguro que a estas alturas ya sabéis qué es la Degusta Box, aunque os lo explico en medio pis pas: es una caja sorpresa que te llega a casa con productos novedosos y diferentes de primeras marcas. El precio de mercado de los productos ronda los 25€ y la caja sólo os costará 15,99€ (con el envío incluido). Y si usáis mi código promocional U9U7P vuestra primera caja Degustabox os costará solamente 7,99€. ¡Aprovechad la oportunidad pinchando aquí! Y como siempre, os he grabado la receta en vídeo para mi canal de YouTube, ¡pasaos a verlo! No me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

CÓMO HACER NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO. Receta Fácil en 10 Minutos

  • 600 ml de leche
  • 175 gramos de chocolate blanco
  • 3 yemas de huevo
  • 30 gramos de maicena
  • 30 gramos de azúcar (moreno o blanco)
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • Para acompañar: mermelada de fresa y fresas

CÓMO HACER NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO. Receta Fácil en 10 Minutos

Ponemos en una cazuela las tres yemas de huevo, el azúcar y la esencia de vainilla y con ayuda de unas varillas de mano mezclamos bien todo. Echamos la maicena y volvemos a batir hasta que se integre totalmente. Después, echamos la leche en dos veces, mezclando bien para asegurarnos de que todos los ingredientes se mezclen perfectamente. Por último, echamos el chocolate blanco, que previamente habremos cortado en trocitos pequeños.

Llevamos la cazuela al fuego y cocinamos a temperatura media sin parar de mover. Para que os hagáis una idea, la potencia de mi vitrocerámica va del uno al nueve y la he puesto al cinco: de esa manera la leche se va calentando progresivamente y el chocolate blanco se derrite poco a poco.

Cuando el chocolate esté totalmente fundido, seguimos cocinando a temperatura media sin parar de mover hasta que la mezcla de la cazuela espese. Es un proceso bastante rápido, tarda menos de 10 minutos. No es necesario que espese excesivamente, ya que una vez frías cogen más cuerpo: en el vídeo podéis ver el punto perfecto en el que están listas.

Apagamos el fuego y repartimos las natillas en los cuencos o vasitos donde vayamos a servirlas. Las dejamos un rato a temperatura ambiente y después, las metemos en la nevera para que a la hora de comer es también frías. Cuando vayamos a servirlas, de manera opcional, tal y como he hecho yo podemos ponerles una cucharadita de mermelada de fresa por encima y adornarlas con una fresa. ¡Que aproveche!

CÓMO HACER NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO. Receta Fácil en 10 Minutos

Algunos consejos:
  • Yo he optado por usar azúcar moreno, pero si preferís podéis usar azúcar blanco sin ningún problema. Tened en cuenta que usando azúcar moreno las natillas tendrán un color más dorado, y usando azúcar blanco quedarán más claritas.
  • La mermelada de fresa combina genial con estas natillas, pero podéis sustituirla por galletas, virutas de chocolate blanco o negro, frutos secos picaditos o fruta fresca. O si preferís, podéis podéis servir las natillas así tal cual, ¡están deliciosas!

Estas natillas quedan deliciosas, el sabor es espectacular y la textura suave que tienen invitan a comer una cucharada tras otra. Si os animáis a prepararlas, mandadme una foto para que pueda ver lo rica que os quedan, me hace mucha ilusión que preparéis la recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

amazon