Costillas con miel y mostaza en olla lenta (con vídeoreceta). Haz lo que te salga de la olla lenta

COSTILLAS DE CERDO MIEL Y MOSTAZA EN CROCKPOT RECETA

Ya sabéis que muchas veces os digo que tengo un problemilla con los retos de cocina. A ver, que lo dejo cuando quiera, ni estoy enganchada ni nada de eso, ¿eh? Es sólo que cuando me proponen un reto no sé decir que no y me lanzo de cabeza. Pero en serio, que yo controlo. Y también tengo un problema con mis amigos, porque no saben hacer otra cosa que crearme necesidades: este cacharro es la bomba, hace maravillas, vas a ahorrar un montón de electricidad, la comida queda de lujo... Y claro, una no es de piedra y cae. ¿Que a qué me refiero? ¡A mi nueva olla de cocción lenta!


Imaginaos: yo le tenía ya de antes ganas a la maquinita, y mis amiguinchis insistiendo en las bondades de esta olla mañana y noche. ¡Y para más inri va mi amiga Carol, del blog La Cocina Violeta de Carol, va y crea un reto con olla lenta! Ya os imagináis el desenlace: he sucumbido y ya tengo mi olla en casa. Igual alguno no sabéis exactamente qué es esto de las ollas lentas. Os cuento: se trata de unas cazuelas eléctricas que comenzaron a comercializarse en EE.UU allá por los años 50 (hay distintas marcas, la más popular es Crock Pot) y consisten en cocinar los alimentos a muy baja temperatura durante largos periodos de tiempo (slow cooking-cocinar lento). Estas largas cocciones hacen que carnes, legumbres y guisos queden súper tiernos y, aunque hablemos de cocciones de 5 o más horas, consumen poquísimo así que no hay problemas con la factura de la luz. ¿A que a vosotros también os están entrando ganas?

En este primer mes de reto (que se llama Haz lo que te salga de la olla lenta) Carol nos ha propuesto hacer unas costillas de cerdo en la olla lenta, y yo he optado por cocinarlas con miel, mostaza y un toque de naranja. ¡Espectaculares! ¡El hueso se separa solo de la carne! Para que poco a poco os vayáis familiarizando con esto del slow-cooking, os he grabado la elaboración en vídeo para mi canal de YouTube. No me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

COSTILLAS DE CERDO MIEL Y MOSTAZA EN CROCKPOT RECETA

  • Un costillar de cerdo (el mío era de 1,200 gramos)
  • 3 patatas
  • Dos cucharadas de mostaza de Dijon
  • Dos cucharadas de miel
  • Dos cucharadas de zumo de naranja
  • Una cucharada de hierbas provenzales
  • Pimienta
  • Sal

COSTILLAS DE CERDO MIEL Y MOSTAZA EN CROCKPOT RECETA

Cortamos el costillar en trozos de tres costillas cada uno y los colocamos en una fuente. En un bol mezclamos la miel, que previamente podemos meterla unos segundos en el microondas para que esté un poco más líquida, la mostaza, el zumo, las hierbas provenzales y un poco de sal y de pimienta. Mezclamos bien con ayuda de una cuchara y vertemos este adobo sobre las costillas. Tapamos con papel film la fuente y dejamos reposar en la nevera unas horas( yo las he dejado toda la noche). Si no tenéis tiempo de dejarlas en este adobo, nos preocupéis, podéis hacer la receta directamente sin problema.

Cuando las costillas hayan estado un rato en el adobo, pelamos las patatas y las cortamos en gajos. Echamos un poco de sal, de pimienta y de hierbas provenzales y mezclamos bien para que queden bien sazonadas, y ponemos las patatas en el fondo de la olla lenta. Sobre las patatas colocamos los trozos de costillar, y vertemos también por encima el resto del adobo. 

Tapamos la olla de cocción lenta y vamos a cocinar nuestras costillas en temperatura alta (high) durante cinco horas o cinco horas y media. Mi recomendación es que a las cinco horas comprobéis si el hueso se separa bien de la carne, ya que el tiempo puede variar un poco en función de la marca de la olla o del tamaño del costillar (en mi caso a las cinco horas estaban perfectas). Servimos calientes acompañadas de las patatas. ¡Que aproveche!

COSTILLAS DE CERDO MIEL Y MOSTAZA EN CROCKPOT RECETA

Algunos consejos:
  • Si queréis hacer esta receta de costillas al horno, no hay problema: ponemos en una fuente apta para horno ponemos las patatas, las costillas adobadas y el resto del adobo y horneamos a 180 grados con calor arriba y abajo durante una hora y media más o menos, hasta que estén tiernas. En este caso, necesitaremos añadir un poco más de líquido para que no queden secas (podemos echarles una copa de vino, un poco de cerveza o incluso agua).
  • Usad una mostaza de buena calidad, de ello dependerá el sabor de las costillas. Podéis usar mostaza antigua en grano o mezclar varios tipos, sin problema.
  • Yo he pelado las patatas, pero si la piel es fina podéis cocinarlas con piel si os gusta.
  • En este tipo de ollas lentas es súper importante no abrirlas (o abrirlas lo justo y necesario) durante el cocinado para que no pierda temperatura.
  • Si os gusta el picante, no dudéis en poner un poco de guindilla, chile o unas gotitas de tabasco a la salsa del adobo, le aportarán un toque muy rico a la salsa.


COSTILLAS DE CERDO MIEL Y MOSTAZA EN CROCKPOT RECETA

Esta receta queda deliciosa, creedme. Ya veis que cocinar en este tipo de ollas es muy sencillo y no da nada de trabajo: supone más tiempo que en una olla convencional pero oye, no tienes que hacer nada más que esperar. Si os animáis a prepararlas, mandadme una foto para que pueda ver lo ricas que os quedan, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Quiero unas costillas de estas para desayunar!! Que pinta!! ay!! esas necesidades que nos crean los amiguinchis...me encanta que hayas sucumbido. Mil besos

    ResponderEliminar
  2. Menuda pintaza tiene, no sabía que había ollas de cocción lenta. La carne así cocinada tiene que quedar genial las fotos hablan por si solas, besos desde Cocina con Marta!

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado geniales, me gusta el toque de la naranja. Bsss

    ResponderEliminar
  4. Todo lo que lleva miel se hace delcioso. Yo las hago y siempre acierto con ellas. Nunca he puesto naranja sino limón pero esta idea me parece geinal. besos

    ResponderEliminar
  5. Yo tambiėn acabo de sucumbir, todavía me quedan muchos platos que probar como éste que estará de rechupete.

    ResponderEliminar
  6. Me acaban de regalar una olla de coccion lenta y mo pondre a hacer esa receta a la voz de ya

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.