Ghraybeh, galletas de mantequilla con chocolate blanco y pistachos (con vídeoreceta). Reposteras por Europa

galletas de chocolate blanco y pistachos receta

Ya estamos a día 15 de mes, no hace falta que os diga qué toca hoy, ¿verdad? Después de tanto tiempo participando en este reto viajero, seguro que ya sabéis que hoy tenemos nuestra cita con el Reto Reposteras por Europa que organiza Isa, del blog Gotas de Azúcar y Vainilla. Este mes nuestro destino es nada más y nada menos que Uzbekistán, ¿qué os parece?


He de confesaros que he tenido que mirar el mapa para situar este país (oficilamente llamado República de Uzbekistán). Es un país es situado en el corazón de Asia central, con el 80% de etnia uzbeka, un pueblo de origen mongol. Desde su declaración de independencia en 1991 ha desarrollado su economía (gracias principalmente a sus recursos naturales) aunque el turismo sigue siendo limitado, y por ende, sigue siendo un desconocido para muchos de nosotros. A la hora de investigar sobre su gastronomía, he descubierto que los ingredientes principales son el arroz, las legumbres, entre las carnes destaca principalmente el cordero y el pescado no es muy popular. Respecto a los dulces, no he encontrado mucha variedad, pero no importa porque he elegido unas galletas de mantequilla con pistachos y chocolate blanco llamadas ghraybeh que están de escándalo. Impresionantes de buenas, creedme. Y además os he grabado la elaboración en vídeo para mi canal de YouTube, para que podáis ver lo sencillas de hacer que son. Así que no me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

galletas de chocolate blanco y pistachos receta

  • 115 gramos de mantequilla en pomada
  • 130 gramos de harina
  • 20 gramos de maicena
  • 60 gramos de azúcar glass
  • 40 gramos de pistachos pelados y picados
  • 40 gramos de chocolate blanco troceado
  • Una cucharadita de esencia de vainilla

galletas de chocolate blanco y pistachos receta

Mezclamos la harina y la maicena y por el momento reservamos. En un bol grande ponemos la mantequilla en pomada (es decir, blandita, a temperatura ambiente pero no derretida) y el azúcar y comenzamos a mezclar con unas varillas de mano o eléctricas. Cuando la mezcla esté suave y bien integrada, añadimos la vainilla y volvemos a mezclar.

Echamos en ese mismo bol los dos tipos de harina y comenzamos a integrar con las varillas o un tenedor. Cuando esté semi-integrado, comenzamos a amasar con las manos: es una masa muy manejable y enseguida no se nos pegará en las manos. Añadimos ahora los pistachos y el chocolate blanco y amasamos hasta integrarlos y repartirlos bien por la masa. Es importante no amasar de más esta masa, ya que con la mantequilla se nos puede ablandar: en cuanto estén todos los ingredientes integrados la tenemos lista.

Ahora, cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado y le damos forma a nuestras galletas: cogemos porciones del tamaño de una nuez, hacemos bolas y las aplanamos ligeramente (en el vídeo veis muy bien el proceso).

Cuando acabemos con toda la masa, metemos en el horno (precalentado a 170 grados con calor arriba y abajo) durante 13-15 minutos, hasta que las galletas estén doraditas. Sacamos la bandeja del horno y las dejamos reposar sobre esa misma bandeja 10 minutos; después las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo. ¡Ya podemos disfrutar de nuestras deliciosas galletas caseras!

galletas de chocolate blanco y pistachos receta

Algunos consejos:
  • La receta original no lleva chocolate, pero yo me he dado el capricho de ponerle un poco de chocolate blanco (que para mí con los pistachos combina genial). Podéis no ponerle chocolate o usar chocolate negro o con leche, a vuestro gusto.
  • Si no tenéis maicena, poned los 150 gramos de harina de trigo común, no pasa nada.
  • Con estas cantidades salen sobre  16-18 galletas. Nosotros nos las hemos zampado en dos días, pero si queréis que se conserven perfectas más tiempo basta con guardarlas en un táper, recipiente o lata hermética bien cerrada.

galletas de chocolate blanco y pistachos receta

Estas galletas quedan deliciosas: el punto justo de crujiente y con un sabor espectacular. ¡Os van a encantar! Si las hacéis, mandadme una foto para que pueda ver lo ricas que os quedan, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Las galletas me encantan , pero sobre todo si son caseras pues nada tienen que ver con las compradas. Las tuyas huelen desde aquí, seguro que están deliciosas y perfectas para desayunos y meriendas. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. cookies pistachos y chocolate blanco, pero que mas se puede pedir, me encantan y las tengo que probar jejejje Creo que este mes hemos ido a destinos diferentes, nos confundimos de vuelo, mejor así podemos mojar en leche fría estas galletitas, encantada de pasar por tu cocina, besos!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

amazon