Malata, almejas con calabaza (receta de Mozambique). Viaje entre Sabores

malata, almejas con calabaza, receta de mozambique

Estamos a día 10 de mes y ya sabéis que hoy nos toca coger las maletas en el reto Viaje entre Sabores que organiza María Ángeles, del blog Recetas ABC. Esta vez nuestro destino es Mozambique (oficialmente República de Mozambique) país situado al sureste de Africa, a orillas del océano Índico. Hace tiempo ya os enseñé una receta mozambiqueña llamada matata (sí, matata, como el hakuna matata de Timón y Pumba). Se trata de una receta de almejas en salsa de tomate y cacahuetes que, además de ser muy sorprendente, está muy rica.

Y cuando descubrí la receta de hoy tuve claro que era la receta que tenía que hacer: se llama malata y es otra receta de almejas (no en vano uno de los puntos fuertes de la economía de Mozambique es la pesca de mariscos), esta vez con calabaza. En cuanto la vi supe que me iba a sorprender y que me iba a fascinar tanto como el matata y no estaba equivocada: la cociné en casa de mi madre (a ella, a diferencia de Míster Pimienta, sí le gusta el marisco) y nos chupamos los dedos. Se trata de un plato de marisco muy diferente a los que estamos acostumbrados pero os animo a probarlo porque queda delicioso. Así que no me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

malata, almejas con calabaza, receta de mozambique

  • Medio kilo de almejas
  • Una cebolla (la mía era morada pero puede ser blanca)
  • 300 gramos de calabaza
  • 3 dientes de ajo
  • Un trozo de jengibre fresco (más o menos la misma cantidad que de ajo)
  • Un puñado de cacahuetes pelados (unos 30 gramos)
  • 150 ml de vino blanco
  • Un puñado de rúcula
  • Una guindilla cayena
  • Sal
  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva

malata, almejas con calabaza, receta de mozambique

Lo primero que tenemos que hacer es poner las almejas en un bol amplio con agua fría y un puñado de sal, para que suelten la a arena. Vamos a tenerlas en el agua un mínimo de dos horas, en la nevera si hace mucho calor. Pasado este tiempo, las sacamos del agua, las pasamos de nuevo por agua para que queden bien limpias y las ponemos en una cazuela con el vino blanco. Ponemos la cazuela al fuego, la tapamos y cocinamos a fuego vivo un par de minutos, hasta que se abran las almejas. Retiramos del fuego y reservamos.

En una sartén o cazuela amplia ponemos el ajo, el jengibre y la cebolla, todo bien picadito, junto con el aceite. Añadimos la guindilla y cocinamos tres minutos. Echamos la calabaza, pelada y cortada en dados de tamaño pequeño y los cacahuetes. Añadimos una pizca de sal y sofreímos unos diez minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que la calabaza esté blandita.

Añadimos a la cazuela la rúcula, las almejas y el líquido de las almejas (colado). Movemos para que se integren los ingredientes y cocinamos un minuto más todo junto, para que se mezclen los sabores .¡Que aproveche nuestro delicioso plato de malata!

malata, almejas con calabaza, receta de mozambique

Algunos consejos:
  • La receta original lleva espinacas en lugar de rúcula, pero yo he adaptado la receta a lo que tenía por la nevera.
  • Yo he optado por abrir las almejas en una cazuela a parte para que, si alguna tenía un poco de arena, no pasara al guiso. Por eso is importante colar el líquido antes de añadirlo a la cazuela con el resto de ingredientes.
  • Con el tema del picante siempre os digo lo mismo: si no os gusta demasiado no añadáis la guindilla cayena. Pero si os gusta no os cortéis porque va súper bien con el toque dulce de la calabaza.

malata, almejas con calabaza, receta de mozambique

Esta receta queda muy muy rica: sé que es una forma muy diferente a las que estamos acostumbrados a comer las almejas por estos lares, pero creedme que el resultado es muy sabroso. Si os animáis a hacerla, mandadme una foto para que pueda ver lo rica que os queda, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebbok, Twiiter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Deliciosas las dos recetas, me he reído con aquello de jacuna matata..., me encantaba ese par. Pues de los platos de mar diferentes a lo que estamos acostumbrados este es uno de ellos, con los cacahuetes y el jengibre la cosa ya cambia y me parece delicioso. Aprovechar los productos frescos de mar que tanto me gustan, un placer viajar contigo y conocer este malata delicioso. besos

    ResponderEliminar
  2. También me he reido con el hacuna matata jajajaja. Mira que a mi lo que me pasaba con los nombres de las recetas, era que tenia que verlas 5 y 6 veces para poder estar segura cual era, entre matata, malata, matapa etc... me liaba un montón. Lo que si es todas tienen una pinta estupenda.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

amazon