Alitas de pollo al estilo coreano. Viaje entre Sabores

ALITAS DE POLLO COREANAS RECETA

Estamos a día 10 y ya sabéis que hoy tenemos nuestra cita mensual con el reto Viaje entre Sabores que organiza María Ángeles, del blog Recetas ABC. Esta vez nuestro destino es Corea del Sur, un país con una de las gastronomías de Asia más en auge hoy en día.

Ya sabéis que disfruto un montón investigando y leyendo acerca de las costumbres culinarias de otros países y esta vez me lo he pasado pipa y he aprendido muchísimo. Tras dejar muchas recetas en el tintero que haré más pronto que tarde, he optado por hacer unas alitas de pollo que me llamaron mucho la atención. Se trata de unas alitas acompañadas de una salsa agridulcepicante, una combinación de sabores perfecta y súper sabrosa. Además es una receta con ingredientes que podemos encontrar sin ninguna dificultad (una de las cuestiones por las que he descartado bastantes recetas ha sido esa), así que no tenéis excusa para no hacerlas. ¡Os van a encantar! No me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

ALITAS DE POLLO COREANAS RECETA

  • 10 alitas de pollo 
  • 200 ml de agua o caldo de pollo
  • Cinco cucharadas de salsa de soja
  • El zumo de un limón
  • Dos cucharadas de vinagre de arroz (en su defecto de manzana o vino blanco)
  • Dos cucharadas de azúcar moreno
  • Una cucharada de miel
  • Una guindilla fresca (y, de manera opcional, un poco más para terminar el plato)
  • Un trozo de unos dos centímetros de jengibre
  • Una cucharada de semillas de sésamo (opcional)
  • Sal
  • Pimienta
  • Tres cucharadas de aceite de oliva

ALITAS DE POLLO COREANAS RECETA

Lo primero que vamos hacer es cortar las alitas en tres partes, la parte final que es muy pequeñita y apenas tiene carne la descartamos (podéis ver en este vídeo cómo se hace). También podéis comprar las alitas ya cortadas o pedirle al carnicero que os lo haga.

Las salpimentamos y en una sartén con tres cucharadas de aceite las doramos bien por ambos lados. Como es bastante cantidad, es mejor hacerlo en un par de tandas, y vamos retirándolas a un plato. Cuando tengamos todas las alitas bien doradas, ponemos en una cazuela el agua, la salsa de soja, el zumo de limón, el vinagre, el azúcar y la miel. Añadimos también la guindilla troceada en pedacitos pequeños (sin semillas si queremos que pique menos) y el jengibre, también picado muy finamente.

Ponemos al fuego y esperamos a que rompa a hervir. En ese punto, bajamos un poco el fuego y añadimos nuestras alitas de pollo. Vamos a cocinarlas unos 15 minutos a fuego medio, moviendo de vez en cuando, sobre todo al final ya que la salsa espesa bastante. Cuando la salsa haya cogido cuerpo y las alitas están bien tiernas servimos acompañado de una semillas de sésamo y un poco más de guindilla picada. ¡Que aproveche!

ALITAS DE POLLO COREANAS RECETA

Algunos consejos:
  • En la receta original enharinan las alitas de pollo y las fríen en abundante aceite. Yo he optado por hacer las más ligeras y simplemente dorarlas con un poco de aceite, os aseguro que el resultado es perfecto.
  • Ajustad el punto de picante a vuestro gusto y a vuestra tolerancia. Tenéis en cuenta que la guindilla sin pepitas siempre picara mucho menos. Y si no tenéis guindilla fresca, podéis usar copos de chile o guindilla cayena.
  • A mi la salsa me ha espesado bastante, glaseando perfectamente las litas. Si queréis espesarla un poco más, justo al final añadid una pizquita de maicena diluida en una cucharada de agua (aunque, como os digo, en mi caso no sido necesario).

ALITAS DE POLLO COREANAS RECETA

Estas alitas quedan maravillosamente ricas, os vais a chupar los dedos hasta el codo. Si las hacéis, mandadme una foto para que pueda ver lo ricas que os quedan, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Me has convencido!! Qué rico se ve. No digo que vaya a Corea a probar es ta delciia ( ya me gustaría ), pero de momento he disfrutado viéndolo y me lo guardo en pendientes. Mil gracias por llevarnos de viaje. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Elena, hemos coincidido un poco en le plato, aunque yo usé cuartos de pollo y si que lo hice frito crujiente. Pero esta propuesta tuya de alitas y hechas más bien a la plancha que fritas es una excelente opción mucho más saludable. Además esa salsa es tan deliciosa que ya se de verdad que están super super deliciosos. Excelente propuesta Elena.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Ya me estoy saboreando estas alitas, viendo cada ingrediente se ven jugosas con esas rica salsa espesa tan característica de la cocina asiática, la mezcla de sabores, ese punto de jengibre, de guindilla que las hace explosivas y deliciosas, me las apunto, el color dorado caramelo que tienen, el contraste de sabor, todo me gusta. Mil besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

amazon