Salsa de tomate casera (con vídeoreceta)

SALSA DE TOMATE FRITO CASERO RECETA

Hay recetas que son un básico en muchos hogares. Recetas de esas de toda la vida que le dan un sabor especial a un montón de platos y que hacen que las recetas de mamá, de la abuela o del abuelo sean las más ricas para cada uno de nosotros. De esas recetas que consiguen que un plato nos transporte a otro momento y a otro lugar.


Ya sabéis que esas recetas para mí son todas las de mi abuelo Pepe. Qué os puedo contar: era generoso, un poco cascarrabias pero muy muy cariñoso y además, era un cocinero de 10. Muchas de las recetas que sé me las enseñó él, como esta salsa de tomate que os traigo hoy. Como os contaba, se trata de una receta básica pero que es un must en mi casa y que preparo súper a menudo pero, no sé porqué, no os había enseñado nunca por aquí. Al igual que hacía él, la preparo con tomates de bote (a menos que me traigan tomates de huerta de calidad) porque me gusta especialmente cómo queda, tanto de textura como de sabor. Y además, sí usamos conservas de calidad como Conservas Artesanas Rosara (sabéis que son otro must en mi despensa) nos aseguramos de que el resultado sea perfecto.  Así que hoy es el día de enseñaros este recetón, además os he grabado la elaboración en vídeo para el canal de YouTube, así que por favor ¡todos corriendo a verla! No me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

SALSA DE TOMATE FRITO CASERO RECETA


Ponemos una cazuela al fuego y añadimos dos o tres cucharadas de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, añadimos los dientes de ajo picaditos y la cebolla, también troceada. Como luego vamos a triturar la salsa, no es necesario picar las verduras excesivamente pequeñas. Movemos todo un poco y dejamos a fuego medio durante 10 minutos más o menos, hasta que la cebolla coja un poquito de color.

Después, añadimos los tomates, que habremos partido en dos o tres trozos cada uno, junto con el líquido del bote. Echamos sal al gusto y un poquito de azúcar para corregir la acidez característica del tomate. Tapamos la cazuela y dejamos que se cocine todo junto a fuego medio durante 20 o 25 minutos. Durante ese tiempo, destapamos varias veces la cazuela para darle un meneo al tomate y evitar que se pegue.

Después, destapamos la cazuela y dejamos que el tomate se cocine sin la tapa durante otros 10 minutos, para que el líquido sobrante se evapore y nos quede una salsa perfecta. Apagamos el fuego y llega el momento de triturar  nuestro tomate frito. Yo prefiero hacerlo con un pasapuré es porque me gusta más la textura que queda y, además, de esta manera el tomate conserva su color. Pero si preferís, podéis triturarlo con una batidora de mano, no hay problema.

Una vez listo, si vamos a consumirlo en poco tiempo basta con guardarlo en la nevera en un recipiente cerrado. Si queremos conservarlo durante más tiempo, podemos hacerlo de dos maneras: la primera opción es congelarlo, una vez descongelado queda perfecto y listo para usar. La otra opción sería guardarlo en botes de cristal hasta el borde, con la salsa de tomate aún muy caliente y taparlos con la tapa. Damos la vuelta los botes y los dejamos bocabajo hasta que se enfríen totalmente, de esta manera se hará el vacío y nos durará varias semanas sin problema (yo lo guardo en la nevera). Ya tenemos una deliciosa salsa de tomate frito lista para usar cuando queramos. ¡Que aproveche!

Algunos consejos:
  • Una vez lista la salsa, podemos añadir especias en función del plato que queramos hacer: hierbas provenzales, albahaca, cayena... ¡vuestro gusto!
  • Como os decía en la introducción, si tenéis tomates frescos de calidad podéis usarlos para hacer esta salsa, necesitaríamos un kilo de tomates. Lo recomendable sería quitarles la piel antes de añadirlos a la cazuela.

Como veis, esta receta es muy sencilla de hacer y el resultado es delicioso. Le va a dar un toque muy especial y sabroso a cualquier plato en el que la uséis. Si os animáis a hacerla, mandadme una foto para que pueda ver lo rica que os queda, me hace mucha ilusión que preparéis la recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

amazon