Pasta fresca casera con y sin máquina. ¡Paso a paso y con trucos!

CÓMO HACER PASTA FRESCA CASERA con y sin máquina. ¡Paso a paso y con trucos!

¿Conocéis a alguien a quién no le gusta la pasta? Desde niños a mayores, con tomate, bechamel o salteada, pasta larga o corta... sea como sea, ¡siempre triunfa! Y la verdad es que hacer pasta fresca casera es mucho más fácil y rápido de lo que puede parecer, tanto tengáis máquina como sin ella, ¡¡y aquí estoy yo para demostrároslo!! Y con vídeo en el canal de YouTube incluido para que podáis ver el paso a paso de todo el proceso, ¡corred a verlo!


Y a parte de hacer pasta fresca casera, voy a daros un trucazo para elevar un plato de pasta a un platazo digno de cualquier ocasión y con el que os vais a chupar los dedos. Estamos acostumbrados a servir la pasta con alguna salsa, pero hoy vamos a servirla con unos calabacines rellenos de centollo y vieiras de Conservas Artesanas Rosara que están deliciosos a más no poder (y forman parte de la gama de productos cocinados sin gluten de Rosara). Imagináos: la pasta fresca casera casera recién cocida, al dente, acompañada de unos riquísimos calabacines rellenos de marisco y todo regado con la salsa de los propios calabacines. ¡Una locura de bueno! Así que no me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

CÓMO HACER PASTA FRESCA CASERA con y sin máquina. ¡Paso a paso y con trucos!


CÓMO HACER PASTA FRESCA CASERA con y sin máquina. ¡Paso a paso y con trucos!

Ponemos en un bol la harina de trigo junto con los dos huevos. Comenzamos a mezclar la harina con los huevos con la ayuda de un tenedor y cuando estén un poco integrados, comenzamos a mezclar con las manos, que tendremos bien limpias. Hay quien prefiere hacer el amasado sobre la encimera directamente, pero a mí siempre me ha resultado más cómodo hacerlo en un bol. La masa de la pasta es muy sencilla y fácil de hacer, resulta muy manejable y en un par de minutos la tendremos lista. Nos tiene que quedar una masa lisa y que no se pegue a las manos. 

Todos los huevos no son exactamente del mismo tamaño ni todas las harinas absorben el mismo líquido: si vemos que nos queda una masa un poco como pegajosa, echamos un poquitín más de harina, si nos queda una masa ligeramente seca, podemos echar una cucharadita de agua. Cuando la masa esté lista, formamos una bola, la envolvemos en papel film y la guardamos en la nevera durante media hora.

Cuando la masa haya reposado en la nevera, llega el momento de estirarla. Con máquina de pasta: colocamos la máquina de pasta y enharinamos ligeramente la zona de trabajo. Cogemos un trozo de masa del tamaño de una pelota de pin pon aproximadamente (el resto de la masa la mantenemos en la nevera mientras tanto). Ponemos el rodillo de la máquina en su apertura máxima y pasamos la bola de pasta.

La doblamos sobre sí misma y volvemos estirarla con la máquina: la pasaremos por la apertura máxima tres o cuatro veces, doblándola sobre sí misma cada vez, eso aportará elasticidad de la masa y nos facilitará el poder estirarla sin problema.

Cuando lo hayamos pasado tres o cuatro veces por la apertura máxima, vamos a ir cerrando la apertura del rodillo gradualmente, pasando la lámina de pasta sólo una vez en cada una de las aperturas, hasta llegar al grosor de la pasta que busquemos. Cuando lleguemos al grosor que queremos, la pasamos dos veces por el rodillo.

CÓMO HACER PASTA FRESCA CASERA con y sin máquina. ¡Paso a paso y con trucos!

Acoplamos a la máquina el complemento para cortar la pasta y con cuidado, pasamos nuestra lámina de pasta fresca (en mi caso se pueden hacer tallarines o espaguetis pero a mí personalmente me gustan más los tallarines). Una vez salgan los tallarines de la máquina, es aquí cuando vamos a usar la harina de arroz: antes de pasarlos a un plato para que reposen mientras seguimos estirando y cortando el resto de la masa, vamos a espolvorearlos con harina de arroz para evitar que se peguen entre sí: es una harina muy fina y sin sabor que evitará que los tallarines se sequen a la vez que no alterará el sabor de la pasta. Si no tenéis harina de arroz, nos preocupéis, podéis usar harina de trigo normal.

En caso de no tener máquina de pasta, estiramos la masa con un rodillo, en la encimera un poco enharinada, hasta que esté del grosor que buscamos. Después, la espolvoreamos con harina de arroz (o en su defecto, harina de trigo) y la doblamos sobre sí misma. A continuación, con un cuchillo afilado, hacemos cortes del grosor que queramos que tengan nuestros tallarines, tratando de que nos queden todos iguales. Después, solo tenemos que desplegar la masa y, como podéis ver en el vídeo, nos quedan unos tallarines geniales. Al igual que hacíamos antes, los espolvoreamos con un poco de harina de arroz mientras seguimos estirando y cortando el resto de la pasta.

Con todos los tallarines ya listos, solo nos queda hervir la pasta. Para ello, ponemos abundante agua en una cazuela y cuando rompa hervir añadimos sal. Echamos nuestros tallarines a la cazuela y los cocemos hasta que estén al dente. Ojo, que la pasta fresca se hace súper rápido, calculad que en aproximadamente tres minutos estarán listos. Cuando la pasta esté cocida, apagamos el fuego, escurrimos y ya podemos servir nuestra deliciosa pasta fresca con la salsa que más nos guste.

Como os comentaba al principio, yo esta vez los he servido con los calabacines rellenos de centollo y vieiras. Para ello, los he sacado con cuidado de la lata y los he calentado, junto con su propia salsa, un par de minutos a fuego suave en una cazuela. A continuación los he colocado sobre la pasta y he echado por encima la salsita. Yo he dado el remate final espolvoreando por encima de la pasta y de los calabacines unos cuantos pistachos troceaditos, le dará al plato un toque crujiente que le va genial. ¡Que aproveche!

CÓMO HACER PASTA FRESCA CASERA con y sin máquina. ¡Paso a paso y con trucos!

Algunos consejos:
  • Como os digo, la harina de arroz es opcional, pero yo siempre la uso cuando hago pasta fresca porque me parece que queda mucho más suelta y menos reseca.
  • Como os explico, podéis rectificar la masa añadiendo un poquito más de harina o un poco de agua (en el vídeo podéis ver que yo he tenido que echar un poquitín más de harina). Pero con precaución y siempre muy poco a poco. 

CÓMO HACER PASTA FRESCA CASERA con y sin máquina. ¡Paso a paso y con trucos!

Probar a hacer pasta fresca casera, os aseguro que una vez que le pillas el truco, nos dará nada de pereza hacerla y es súper satisfactorio. El resultado es una pasta deliciosa, más sana y además mucho más saciante. ¡A mí me encanta hacerla! Si os animáis a prepararla, mandadme una foto para que pueda ver lo rica que os queda, me hace mucha ilusión que preparéis la recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

amazon