Natillas de chocolate blanco al microondas

Cómo Hacer NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO al MICROONDAS. Listas en 10 Minutos y DELICIOSAS

Últimamente me ha dado fuerte con las natillas. Muy fuerte, más bien. Casi todas las semanas preparo unas y voy probando nuevos sabores, nuevas mezclas y diferentes métodos de cocción y he de deciros que hoy vengo con las natillas de chocolate blanco definitivas. ¡Simplemente espectaculares! Quedan con un sabor delicioso, nada empalagosas, y con una textura súper cremosa y ligera. Y os aseguro que no pueden ser más fáciles y rápidas de hacer: las haremos en el microondas y en menos de 10 minutos están listas. Suena bien, ¿verdad? 



Y es que cada vez soy más fan del microondas, ¡da mucho más juego del que pensamos! Así que no lo dudéis y haced estas natillas, estoy segura de que me lo vais a gradecer infinito en cuanto probéis la primera cucharada. Como siempre, os he grabado la receta en vídeo para el canal de YouTube, ¡corred a verlo! No me enrollo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


Cómo Hacer NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO al MICROONDAS. Listas en 10 Minutos y DELICIOSAS

Ficha de receta

  • Tiempo de preparación: 2 minutos
  • Tiempo de cocinado: 8 minutos
  • Tiempo total de elaboración: 10 minutos
  • Nivel de dificultad: bajo. Lo más complicado de esta receta es no comerse la mitad de chocolate blanco antes de utilizarlo
  • Raciones: 5 natillas

Ingredientes

  • 100 gramos de chocolate blanco
  • 600 ml de leche
  • 3 yemas de huevo
  • 80 gramos de azúcar
  • 25 gramos de maicena
  • Un poco de piel de limón (opcional)


Cómo Hacer NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO al MICROONDAS. Listas en 10 Minutos y DELICIOSAS

Lo primero que vamos a hacer es picar el chocolate blanco en trocitos pequeños con ayuda de un cuchillo. Después, ponemos en un bol amplio apto para microondas las yemas de huevo y el azúcar y batimos con unas varillas de mano durante unos segundos para integrar bien ambas cosas. Después, incorporamos la maicena y batimos unos segundines más.

Echamos la leche, lo ideal es hacerlo en dos veces para que se mezcle más fácilmente con el resto de ingredientes y, después, de manera opcional, rallamos un poco de piel de un limón, que previamente habremos lavado muy bien. No pondremos demasiado limón, sólo queremos que le de un puntito de sabor pero no en exceso. Por último, echamos el chocolate blanco que hemos troceado al principio y mezclamos un poco. Metemos en el microondas a máxima potencia durante 3 minutos.

Pasados esos minutos, sacamos del microondas, damos un meneo con las varillas y metemos en el microondas otra vez a máxima potencia durante 2 minutos. Sacamos, con cuidado de no quemarnos y volvemos a batir un poco: notaremos que en las esquinas la mezcla ha comenzado a espesar. Metemos en el microondas a máxima potencia 2 minutos más.

Sacamos otra vez, un nuevo meneíto con las varillas y llevamos de nuevo al micro a máxima potencia, ahora tan solo un minuto. Pasados esos 8 minutos, en mi caso las natillas están perfectas, con la textura ideal. Tened en cuenta que las natillas, una vez enfrían, espesan, así que no os preocupéis si las veis muy ligeras. Aún así, cada microondas es un mundo: caso de que las notéis excesivamente líquidas calentadlas de 1 en 1 minuto hasta que tengan la consistencia perfecta (¡no os paséis, que las natillas han de ser ligeras!).

Repartimos las natillas en los cuencos o recipientes donde vayamos a servirlas y las dejamos a temperatura ambiente hasta que pierdan calor. Después, las metemos en la nevera para que a la hora de comerlas estén bien fresquitas. Yo les he puesto por encima una cookie de chocolate, pero decorarlas a vuestro gusto: podéis espolvorearlas con canela o con un poquito de cacao, rallar un poco de chocolate blanco o negro... ¡imaginación al poder!


Cómo Hacer NATILLAS DE CHOCOLATE BLANCO al MICROONDAS. Listas en 10 Minutos y DELICIOSAS

Algunos consejos:

  • El toque de ralladura de limón da un punto cítrico que le va de lujo a estas natillas de chocolate blanco. Otra opción sería poner un poco de ralladura de naranja, también le va muy bien.
  • Yo para hacer natillas uso leche entera, ya que es la que consumimos en casa habitualmente, pero podéis usar leche semi o desnatada. Y si no tomáis leche, podéis sustituirla por vuestra bebida vegetal favorita.


Estas natillas quedan buenísimas, deliciosas a más no poder y con una textura perfecta, ligera y muy cremosa. De verdad, lo tienen todo para ser un postre de 10. Si os animáis a hacerlas, mandadme una foto para que pueda ver lo ricas que os quedan, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

amazon