CALDO CASERO con PELADURAS y SOBRAS DE VERDURAS. Receta de aprovechamiento en Crockpot y en cazuela

CALDO CASERO con  PELADURAS y SOBRAS DE VERDURAS. Receta de aprovechamiento en Crockpot y  en cazuela

Cuando llegan el frío y el invierno, si algo no pude faltar en mi casa es un buen caldo casero. Sin ligar a dudas, un caldo aporta un extra de sabor a cualquier sopa, crema de verduras o estofado, pero además, los días de frío me encanta disfrutar de un buen tazón de caldo casero calentito. No hay nada que reconforte más el cuerpo ni siente mejor que al llegar a casa, ¿estáis de acuerdo?



Y si hay algo mejor que un caldo casero es cuando este es 100% de aprovechamiento y  no nos supone nada de trabajo, como es el caso del caldo de verduras que os quiero enseñar hoy. Está hecho a base de lo que generalmente consideraríamos deshechos: peladuras, extremos, tallos y las partes más duras que, habitualmente, van directas al cubo de la basura. ¡Aquí no se tira nada! Yo lo he hecho en la olla lenta o CrockPot, pero a lo largo de la receta os explicaré también cómo hacerlo en una cazuela normal o en una cocotte al fuego. ¡Nadie se puede quedar sin preparar este maravilloso caldo! Como siempre, os he grabado la receta en vídeo para el canal del YouTube, ¡corred a verlo! No me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


CALDO CASERO con  PELADURAS y SOBRAS DE VERDURAS. Receta de aprovechamiento en Crockpot y  en cazuela

Ficha de receta

  • Tiempo de preparación: 3 minutos
  • Tiempo de cocinado: en olla lenta, entre 16 y 24 horas; al fuego unas 3 horas
  • Tiempo total de elaboración: en olla lenta, entre 16 y 24 horas; al fuego unas 3 horas
  • Nivel de dificultad: bajo. Lo único importante es acordarse de guardar los restos de las verduras
  • Raciones: dependerá del tamaño de la olla que usemos

Ingredientes

  • Restos, peladuras y recortes de verduras (la cantidad dependerá del tamaño de la olla)
  • Un manojo de perejil
  • Una hoja de laurel
  • Una cucharada de granos de pimienta
  • 2-3 dientes de ajo
  • Un trozo de jengibre fresco
  • Sal
  • Aceite de oliva


CALDO CASERO con  PELADURAS y SOBRAS DE VERDURAS. Receta de aprovechamiento en Crockpot y  en cazuela

Antes de ponernos a cocinar, quiero explicaros con qué verduras vamos a hacer este caldo. Podéis usar los "restos" de las verduras y hortalizas que consumamos habitualmente en casa: cebolla, puerro, calabacín, patata, zanahoria, pimiento, cebolleta, apio, boniato, calabaza, espárragos... La única verdura que yo no suelo guardar es alcachofa, ya que me parece que aporta un toque un poco amargo. También guardaremos las peladuras de los ajos y los tallos de las hierbas aromáticas. Obviamente, `para poder usar los restos de las verduras para hacer caldo, necesitaremos lavarlas muy bien previamente. Y yo lo que hago es guardarlas en una bolsa o un recipiente en el congelador hasta tener las suficientes para hacer caldo. Respecto a la cantidad de verduras, esta dependerá del tamaño de la olla lenta o de la cazuela que usemos para hacer el caldo: necesitaremos los restos suficientes para llenar la olla.

Aclarado esto, nos ponemos a cocinar. Llenamos la olla lenta o la cazuela con las verduras e incorporamos el manojo de perejil, la hoja de laurel, el trozo de jengibre, los dientes de ajo y los granos de pimienta. Por último, incorporamos sal al gusto y una o dos cucharadas de aceite de oliva. A continuación, echamos agua, la cantidad suficiente hasta cubrir al ras las verduras: de nuevo, la cantidad dependerá del tamaño de la olla donde hagáis el caldo. Tapamos la olla lenta y cocinamos entre 16 y 24 horas en alto (HIGH); si lo hacéis en cazuela normal, necesitará nos 3 horas a fuego suave.

Transcurrido ese tiempo (en mi caso, han sido 20 horas), llega el momento de colar el caldo. Para ello, vamos a ir pasándolo, cucharón a cucharon, por un colador, y apretamos de vez en cuando las verduras que se van quedando en él para sacarles toda la sustancia y todo el sabor. Una vez hayamos colado todo el caldo, lo probamos por si es necesario rectificar de sal, en mi caso estaba perfecto. ¡Ya tenemos nuestro caldo listo para usar!


CALDO CASERO con  PELADURAS y SOBRAS DE VERDURAS. Receta de aprovechamiento en Crockpot y  en cazuela

Algunos consejos:

  • Una vez lo tengáis ya colado, si no vais a consumirlo inmediatamente podéis guardarlos en la nevera (aguanta varios días) o congelarlo; de esta manera tendréis caldo disponible cuando lo necesitéis. Por ello, no os cortéis y, cuando os pongáis, aprovechad a hacer mucha cantidad de caldo.
  • En función de las verduras que uséis, al caldo quedará más oscuro o más claro. Por ejemplo, las pieles de cebolla aportan mucho color.
  • No os asustéis con tantas horas de olla lenta: el consumo eléctrico que tienen este tipo de electrodomésticos en muy bajo, podéis estar tranquilos que no os vais a llevar un susto con la factura de la luz.
  • Este caldo es vegano, sólo lleva verduras y especias, y queda muy rico. Pero si queréis añadirle algún hueso de carne, no os cortéis, quedará también muy rico.

Este caldo queda increíblemente rico, os lo aseguro. Y no me digáis que no es una maravilla lo de hacerlo con los restos que generalmente se tiran: ¡es genial poder aprovecharlos así! Si os animáis a hacerlos, mandadme una foto para que pueda ver lo rico que os queda, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

amazon