Ventresca o ijada de bonito al horno

Ventresca o ijada de bonito al horno

Si hay un producto típico del verano, es el bonito del norte.  La temporada de este pescado va, generalmente, de junio a septiembre, aunque hay años que se puede alargar, comenzando en mayo o alargándose hasta octubre, siempre y cuando se respete la cuota máxima de capturas autorizadas. es un pescado azul muy sabroso y que además, permite prepararlo en un montón de despieces diferentes y en un montón de elaboraciones distintas.

Una de las partes más nobles del bonito es, sin duda, la ventresca o ijada. Se trata de un corte de forma triangular situada debajo de la cabeza y es suuuper sabroso y muy muy jugoso, ya que es una parte con bastante infiltración de grasa. A mí es una pieza que me pirra, y todos los veranos aprovecho a disfrutarla todas las veces que puedo. Y como más me gusta es al horno, así que hoy vamos a cocinar una deliciosa ventresca de bonito al horno con patatas, una receta súper sencilla que queda simplemente espectacular. Como siempre, os he grabado la receta en vídeo para el canal de YouTube, ¡corred a verla! No me enrollo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.  

Ventresca o ijada de bonito al horno

Ficha de receta

  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocinado: 30 minutos
  • Tiempo total de elaboración: 35 minutos
  • Nivel de dificultad: muy bajo. Basta con saber encender el horno
  • Raciones: 3

Ingredientes

  • 1 ventresca o ijada de bonito
  • 3-4 cucharadas de vinagre
  • 2 patatas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla seca (o 2-3 guindillas cayena)
  • Sal
  • Aceite de oliva

Ventresca o ijada de bonito al horno

Lo primero que vamos a hacer en la receta de hoy es pelar las patatas y cortarlas en láminas finitas. Echamos un poquitín de aceite en una bandeja apta para horno y vamos a disponer las patatas en el horno, cubriendo toda la base. Echamos un poquitín de aceite sobre las patatas y sal al gusto, y vamos a cocinarlas en el horno (precalentado a 210 grados) durante 20 minutos.

Mientras las patatas se van cocinando, pelamos los ajos y los cortamos en láminas finitas. los ponemos en un bol junto con la guindilla, también cortada en láminas, el vinagre y 2 o 3 cucharadas de aceite. Ponemos también sal al gusto y mezclamos todo con una cuchara.

Cuando las patatas estén listas, sacamos la fuente con cuidado del horno y sobre las patatas colocamos nuestra ventresca de bonito. Repartimos sobre el pescado la salsa que hemos hecho y volvemos a meter en el horno. Hornearemos 10 minutos más, de nuevo a 210º. Pasado es tiempo, sacamos del horno y servimos recién hecho. ¡Que aproveche!

Ventresca o ijada de bonito al horno

Algunos consejos:

  • ¡No os paséis en el tiempo de cocción! El bonito general, y la ventresca en particular, quedan mucho más sabrosos y jugosos con el punto de cocción justo. 
  • A parte de patatas, podéis poner en la base de la fuente del horno también un poco de cebolla en láminas, queda genial junto con el pescado al horno.  
  • Si no toleráis muy bien el picante, tened la precaución de quitar todas las semillas de la guindilla, ya que es en ellas donde se concentra la capsaicina, es decir, el componente picante de las guindillas, pimientos y chiles.

Os aseguro que la ventresca así cocinada queda tremendísimamente buena, es una auténtica delicia y como veis e una receta muy sencilla y rápida. Si os animáis a hacerla, mandadme una foto para que pueda ver lo rica que os queda, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

amazon