Carrilleras de cerdo al vino tinto en CrockPot u olla lenta

CARRILLERAS de CERDO AL VINO TINTO en OLLA LENTA ¡Tiernas y Deliciosas!

Las slow-cookers (o, hablando en cristiano, las ollas de cocción lenta) hacen auténticas maravillas con esas carnes que muchas veces se denominan “de tercera”. Con un poco de cariño y su tiempo correspondiente se consiguen platos que son dignos de las mejores mesas. Y si no, para prueba, las carrilleras guisadas que os traigo hoy. ¡Están como para ponerles un piso en plena Gran Vía!



De verdad, creedme cuando os digo que el resultado es increíble: quedan súper melosas y tiernas y la salsa, a base de vino tinto, es una pasada de buena, de esas que hacen que se te peguen los labios. Yo las he cocinado, tal y como os digo, en olla lenta, pero a lo largo del vídeo os explico también cómo cocinarlas paso a paso en olla exprés o en cazuela tradicional. Como siempre, os he grabado la receta en vídeo para el canal de YouTube, ¡corred a verla! No me enrollo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar. 


CARRILLERAS de CERDO AL VINO TINTO en OLLA LENTA ¡Tiernas y Deliciosas!

Ficha de receta

  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 7 horas 
  • Tiempo total de elaboración: 7 horas y 15 minutos
  • Nivel de dificultad: bajo, basta con meter todo en la cazuela…
  • Raciones: 4-5

Ingredientes

  • 1 kilo de carrilleras
  • 1 cebolla
  • 3 zanahorias
  • 1 tomate
  • 2 pimientos verdes (o uno verde y medio rojo)
  • 400 ml de vino tinto
  • 3 dientes de ajo
  • Una cucharadita de hierbas provenzales
  • Una cucharadita de cúrcuma
  • Sal
  • Pimienta

CARRILLERAS de CERDO AL VINO TINTO en OLLA LENTA ¡Tiernas y Deliciosas!

Vamos a comenzar con la elaboración en olla de cocción lenta o CrockPot. Ponemos las carrilleras, bien limpias de grasa, en la olla lenta. Sobre ellas ponemos las verduras (zanahoria, cebolla, tomate y pimiento verde) cortadas en trozos medianos. Añadimos también los ajos pelados, la cúrcuma, las hierbas provenzales, sal y pimienta al gusto, y sobre todo ello echamos el vino. Si es necesario, añadid un poco de agua hasta llegar a cubrir al ras (yo he tenido que poner unos 200 ml). Tapamos la olla y cocinamos en lento (LOW) durante 7 horas.

Cuando hayan pasado 6 horas y 45 minutos, vamos a retirar a un plato las carrilleras, con mucho cuidado al cogerlas ya que están tan tiernas que se rompen. A continuación, vamos a desgrasar la salsa. Para ello, vamos a ir pasando un cacillo o cucharón por la superficie del líquido de la cazuela e iremos cogiendo la grasa, que se queda en la superficie de la cazuela, y la desechamos. 

Antes de triturar la salsa, vamos a quitar parte del caldo de la cazuela, para asegurarnos de que la salsa nos quede espesa, con cuerpo (yo he retirado unos 200 ml). Después, con ayuda de la batidora batimos las verduras hasta tener una salsa bien fina. Probamos la salsa por si es necesario rectificar de sal y echamos de nuevo las carrilleras a la olla lenta y las cocinamos 15 minutines más en lento.

Para hacer las carrilleras en olla exprés o en una cazuela tradicional comenzaremos sellándolas (para mi gusto, así que en la olla lenta no noto diferencia entre sellar o no previamente las piezas de carne, aquí sí es recomendable hacerlo). Para ello, les ponemos sal y pimienta al gusto y las enharinamos ligeramente. Después, echamos tres cucharadas de aceite en la misma cazuela donde vayamos a cocinarlas y cuando esté caliente las doramos por todos lados. A continuación, ponemos el resto de ingredientes en la cazuela y cocinamos todo junto: en la cazuela normal a fuego suave necesitarán unas 2 horas y media (y será necesario añadir un poco más de agua, ya que se evapora más); en la olla exprés calculad que necesitarán unos 40 minutos. 

Después hacemos lo mismo que en la olla lenta: retiramos la carne, desgrasamos, quitamos un poco de caldo y trituramos las verduras para formar la salsa. Ponemos de nuevo las carrilleras en la cazuela correspondiente junto con la salsa y cocinamos 15 minutos más a fuego suave (en caso de la olla exprés, ya sin presión).

Hagáis como hagáis este guiso de carrilleras, si podéis hacerlo de víspera mucho mejor, que los sabores se intensifican aún más y todo el conjunto estará más sabroso. ¡Que aproveche!


CARRILLERAS de CERDO AL VINO TINTO en OLLA LENTA ¡Tiernas y Deliciosas!

Algunos consejos:

  • Yo uso carrilleras sin hueso, pero muchas veces las cocino con hueso y quedan también espectaculares. Así que si las encontráis así en el mercado o en la carnicería, no dudéis en comprarlas y cocinarlas de esta manera.
  • A mi gusto, la cúrcuma le da un puntazo de sabor, pero jugad con las especias. Podéis poner pimentón, laurel, comino, o incluso una pizquita de canela.
  • Es probable que sobre algo de salsa tras comer las carrilleras. ¡Ni se os ocurra tirarla! Podéis servirla con arroz blanco, con unas pechugas a la plancha, con unos huevos fritos… ¡Maravilla!
  • Y que tampoco se os ocurra tirar el caldo que retiramos, tiene un sabor brutal y es perfecto para usar como base para hacer un arroz, para un guiso o incluso, por qué no, para preparar una crema de verduras. 

Os aseguro que estas carrilleras quedan buenísimas, de sobresaliente. Si os animáis a hacerlas, mandadme una foto para que pueda ver lo buenas que os quedan, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

amazon