Pastéis de Belem o pasteles de nata portugueses (con vídeoreceta). Cocinas del Mundo

PASTÉIS DE BELEM O PASTELES DE NATA PORTUGUESES RECETA

Tercer domigo de mes y, como siempre, aquí llego súper puntual a mi cita con el reto Cocinas del Mundo. Esta vez nuestro destino elegido es Portugal, un país que tengo la suerte de conocer. Hace unos años estuve de vacaciones con Míster Pimienta y he de decir que me fascinó: es un país precioso, súper amable y acogedor, con un montonazo de cosas que ver y con una gastronomía exquisita. ¡Para volver una y mil veces!


Como os digo, la cocina es muy sabrosa: muchos quesos y pescados (aún recuerdo una cataplana de pescados y  mariscos que me zampé en Cascais). Mención a parte ha de hacerse al bacalao o bacalhau como dicen nuestros vecinos portugueses: tienen más recetas con este pescado que días tiene el año... Y también han de destacarse los postres: los portugueses son golosos y se nota. Hay un montón de pastelerías y todas con unos escaparates increíbles, aunque si hay algún dulce que destaca por encima de todos son los pastéis de Belem o pasteles de nata. Mundialmente conocidos, han atravesado fronteras y están presentes en un montón de países. Yo os confesaré que me puse fina: en el buffet de desayuno del hotel en el que nos alojamos había estos pasteles así que imaginaos... Cuando llegué de este viaje, me puse a investigar recetas hasta dar con la mejor y, después de pruebas y experimentos, adapté ésta hasta dar con los pastéis de Belem perfectos. ¡Os van a encantar! Además os he grabado la elaboración en vídeo en mi canal de YouTube para que no tengáis excusa y os lancéis a hacerlos porque me lo vais a agradecer eternamente, estoy segura. Así que no me enrollo más: os digo los ingredientes* y nos ponemos a cocinar.

PASTÉIS DE BELEM O PASTELES DE NATA PORTUGUESES RECETA

  • 2 placas de hojaldre (preferiblemente cuadradas o rectangulares)
  • 3 cucharadas de maicena (40 gramos)
  • 100 ml de agua
  • 150 gramos de azúcar
  • 300 ml de leche
  • 100 ml de nata
  • 5 yemas de huevo
  • Una vaina de vainilla
*Para 16/18 pastéis de Belem


PASTÉIS DE BELEM O PASTELES DE NATA PORTUGUESES RECETA

Lo primero que vamos a hacer es cortar por la mitad la vaina de vainilla para que desprenda todas las semillas y todo su sabor. La ponemos en un cazo junto con el agua y el azúcar, y lo ponemos al fuego. En cuanto rompa a hervir, apagamos el fuego y reservamos.

Ponemos en un bol amplio la maicena y añadimos 50 ml de leche (¡¡ojo, sólo 50 ml de leche!!, el resto lo necesitaremos después). Mezclamos bien con unas varillas hasta que no queden grumos y, por el momento, reservamos también. En otra cazuela ponemos los 250 ml de leche restantes y la nata y ponemos en el fuego. En cuanto la mezcla rompa a hervir, retiramos del fuego. 

PASTÉIS DE BELEM O PASTELES DE NATA PORTUGUESES RECETA


Vertemos el contenido de ambos cazos sobre la maicena disuelta en leche y mezclamos con las varillas. Dejamos que la mezcla se enfríe unos minutines y añadimos las yemas de huevo: de nuevo batimos perfectamente con las varillas y reservamos.

Ahora vamos a preparar las tartaletas de hojaldre. Estiramos un poco el hojaldre con ayuda de un rodillo y con ayuda de un cortapastas, un vaso o un cuenco del tamaño de los moldes que vayamos a usar cortamos círculos de hojaldre. Después, forramos los moldes con el hojaldre (yo he usado uno de silicona para cupcakes pero pueden ser moldes metálicos, flaneras...) .

Vertemos la crema del relleno sobre las tartaletas de hojaldre, sin llenarlas totalmente (3/4 de su capacidad). Metemos en el horno (precalentado a 240 grados con calor arriba y abajo) durante 12 o 15 minutos, hasta que el hojaldre de los bordes esté dorado. Sacamos del horno, dejamos enfriar sobre una rejilla y a disfrutar. ¡Que aproveche!

PASTÉIS DE BELEM O PASTELES DE NATA PORTUGUESES RECETA

Algunos consejos:
  • Si no tenéis vainilla en rama podéis añadir una cucharadita de esencia o aromatizar vuestros pasteles con ralladura de limón o de naranja.
  • Es importante precalentar previamente el horno y hornear los pastéis hasta que el hojaldre esté doradito. Tened en cuanta que cuando enfríen el relleno quedara más firme.

PASTÉIS DE BELEM O PASTELES DE NATA PORTUGUESES RECETA

Esta receta es una auténtica delicia: os aseguro que no podéis comer sólo uno de estos pasteles de nata. ¡Son un vicio! Avisados quedáis, y ya sabéis que quien avisa no es traidor (es avisador). Si os animáis a hacerlos, mandadme una foto para que pueda ver lo ricos que os quedan, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta

Comentarios

  1. dan ganas de ponerse a hacerlos ya mismo, menuda pintaza tienen.. ayns, que quiero uno ahora mismooo, que ricos!
    un besito

    ResponderEliminar
  2. Me encantan!! No hay una vez que vaya a Portugal que no me pase por una pastelería para tomarme uno, o dos, jajaja!! Te han quedado espectaculares.Un beso

    ResponderEliminar
  3. Este postre siempre me ha llamado mucho la atención y no lo he probado! Te han quedado con una pinta buenísima :)

    ResponderEliminar
  4. Me encantan y no se puede comer uno solo.
    Yo los comí en Belem recién hechos y estan buenísimos.
    Yo tambien los tengo en el blog y me estoy planteando repetirlos jjjj. besinos

    ResponderEliminar
  5. Bueno solo con pensar en los pasteles de Belem se hace la boca agua, no te puedo decir más.., ¡¡adoro estos pasteles!!! un besazo, te han quedado preciosos.

    ResponderEliminar
  6. ES un espectáculo ver como preparan los Pasteis de Belem en la famosa pastelería, eso sí después de aguantar una fila interminable.
    Me encantan calentitos con un café. Tengo ganas de hacerlos desde hace años y nunca me decido, viendo los tuyos me ha entrado el mono de hacerlos, te han quedado estupendos.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Es un dulce tan estupendo, rico, suave y jugoso que no puedes comer mas de uno, no me extraña que la gente haga colas para comprarlos, yo los he hecho un par de veces y la verdad que con los fáciles que son no sé como no los hago muy a menudo.
    Besos y nos vemos en Quito.
    Nieves

    ResponderEliminar
  8. Todavía recuerdo el sabor de esos pasteles mientras paseaba por Belem. Una delicia sin duda.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  9. Pues me quedo con tu receta Elena, tengo que probar a hacerlos porque siempre me han llamado la atencion y hasta ahora no me he puesto pero con tus indicaciones lo tengo facil, te han quedado divinos. Pero como aqui el hojaldre siempre lo venden cuadrado no tengo excusa! Besitos

    ResponderEliminar
  10. yo no me atrevo aún a hacerlo, me gusta tanto comerlos en el sitio rodeada de paredes de azulejos, acompañados de un cafe con nata que ponen, y ponerles canela de los botes que tienen en las mesas, fijate que aunque los compro y me los llevo a casa con esos sobres de canela y azucar glas que te ponen... pero no es lo mismo jejejejje Perfecta tu receta y a disfrutar de mas de uno jejejej Besos

    ResponderEliminar
  11. There are many bakeries and all with incredible windows, although if there are sweets that stand out above all.

    ResponderEliminar
  12. ¡Pero qué atrevida! Me la guardo para cuando yo me lancé.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.