Alitas del pollo al ajillo con limón, guindilla y soja

ALITAS AL AJILLO CON GUINDILLA, LIMÓN Y SOJA RECETA

Ya sabéis que en casa somos muy “polleros” y es la carne que más consumimos. Es económica, rica y súper versátil: podemos hacer miles de millones de recetas diferentes, !como poco! Una auténtica maravilla, vamos.

Uno de los cortes que más me gustan son las alitas. No lo puedo evitar: me encanta rechupetear los huesecillos y si se cocinan bien quedan muy jugosas y tiernas. Hoy vamos a cocinarlas con una salsa de limón y soja que queda de lujo. ¡Os vais a chivar los dedos hasta los codos! Así que no me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

ALITAS AL AJILLO CON GUINDILLA, LIMÓN Y SOJA RECETA

  • 8-10 alitas de pollo
  • Una cabeza de ajos 
  • Una o dos guindillas cayenas o una pinta de guindilla fresca
  • Medio vaso de vino blanco
  • Dos cucharadas de salsa de soja 
  • Medio limón 
  • Sal
  • Pimienta
  • Tres cucharadas de aceite de oliva 

ALITAS AL AJILLO CON GUINDILLA, LIMÓN Y SOJA RECETA

Cortamos las alas en tres partes y, si queremos, desechamos la parte final, que tiene muy poca carne (aunque a mí me pirra así que si las incluyo). Dejamos la mitad de los dientes de ajos enteros, con piel y todo, y la otra mitad los pelamos y los picamos en trozos medianos.

Echamos en una cazuela el aceite y, cuando esté caliente, añadimos las alitas salpimentadas, los ajos enteros y los picaditos y las guindillas. Cocinamos a fuego medio cinco minutos, moviendo bastante para que las alitas no se peguen al fondo de la cazuela. 

Añadimos el vino blanco y bajamos un poco el fuego. Dejamos que las alas se cocinen diez o doce minutines más, moviendo de vez en cuando. A continuación, añadimos la soja y el zumo de medio limón y cocinamos dos minutos más. Retiramos del fuego y servimos calentitas con una cervecita bien fría. ¡Que aproveche!

ALITAS AL AJILLO CON GUINDILLA, LIMÓN Y SOJA RECETA

Algunos consejos:
  • Adaptad la cantidad de picante a vuestro gusto: si no os va mucho poned menos cantidad. Si no tenéis cayenas o guindillas podéis poner unas gotas de tabasco.
  • Siempre os digo que para cocinar conviene usar un vino decente, de ello dependerá el sabor final del plato. Tampoco hace falta gastarse una fortuna, hay vinos ricos bastante bien de precio.

ALITAS AL AJILLO CON GUINDILLA, LIMÓN Y SOJA RECETA

Animaos con esta receta de alitas: os aseguro que quedan súper buenas y que os vais a chupar los dedos. Si las hacéis, mandadme una foto para que pueda ver lo ricas que os quedan, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. ás que ricas , diría yo, seguro que deliciosas. Para rechupetear y morirse de gusto. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Que es guindilla? Gracias

      Eliminar
    2. La guindilla es chile 🌶
      La guindilla cayena es una variedad seca, pero se puede usar fresca sin problema

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

amazon