Cómo hacer dulce de membrillo al microondas

Cómo hacer dulce de membrillo al microondas


Qué me gusta a mi una buena receta tradicional, de las de toda la vida... esas recetas que algunas veces nos parecen un poco “viejunas” pero que son una auténtica delicia y que no deberían nunca pasar de moda. Muchas de esas recetas “anticuadas” yo las aprendí además de mano de mi abuelo Pepe, así que para mí tienen un significado especial. Y una de esas recetas es este dulce de membrillo que os traigo hoy, ¡queda delicioso!



Y durante muchos años he hecho el dulce de membrillo exactamente como él me enseñó, pero hace unos años probé a adaptar su receta para el microondas, tal y como he ido haciendo con un montón de recetas, y ¡voilá! Queda de lujo, perfecto. ¡Os va a sorprender! El dulce de membrillo además da mucho juego: se puede comer de mil maneras pero a mi como más me gusta es sobre pan y acompañado de un buen queso. Esta vez, he aprovechado para hacerme unas deliciosas tostadas con los panecillos tostados con cereales y semillas de Dulcesol que llegaron en la caja Degusta Box de este mes (podéis ver aquí todas las cositas que vinieron en la caja y una pequeña reseña). Una delicia el contraste crujiente del pan con el dulzor del membrillo y el sabor del queso, ¡me encanta! Os recuerdo que si usáis mi código promocional U9U7P vuestra primera caja Degustabox os costará solamente 8,99€. ¡Aprovechad la oportunidad pinchando aquí! Como siempre, os he grabado la receta en vídeo para el canal de YouTube, ¡corred a verla! No me enrollo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


Cómo hacer dulce de membrillo al microondas

Ficha de receta

  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocinado: 45 minutos
  • Tiempo total: 50 minutos
  • Nivel de dificultad: bajo
  • Raciones: 10

Ingredientes

  •  2 membrillos frescos
  • 1 manzana
  • Azúcar (800 gramos por cada kilo de fruta limpia)
  • 1 limón

Lo primero que vamos a hacer es lavar muy bien los membrillos y la manzana. Después, cortamos los membrillos por la mitad y cortamos cada mitad en 4 gajos. Quitamos la semillas centrales y troceamos los gajos de membrillo en 3 o 4 trozos cada uno. Repetimos este proceso con la manzana.

Pesamos ahora la fruta, y pondremos 800 gramos de azúcar por cada kilo de fruta (en mi caso, la fruta pesaba 820 gramos así que he necesitado 520 gramos de azúcar). Ponemos todo en un recipiente apto para microondas, añadimos el zumo de limón y movemos un poco. Tapamos el recipiente (el mío tiene tapa apta para microondas, si no es vuestro caso, tapadlo con papel film). Metemos en el microondas a máxima potencia durante 10 minutos.

Sacamos, movemos un poco y volvemos a meter durante 10 minutos a máxima potencia. Sacamos, movemos, y de nuevo al microondas a máxima potencia, ahora durante 15 minutos.

Sacamos con cuidado de no quemarnos y trituramos el contenido del recipiente hasta que esté muy fino, podéis hacerlos con una batidora de mano o con un robot de cocina. ¡Tened mucho cuidado que el membrillo coge muchísima temperatura! Volvemos a tapar y cocinamos tapado otros 8 minutos a máxima potencia (a mitad de tiempo sacaremos para mover el dulce de membrillo).

Pasados esos 8 minutos, vertemos el membrillo en el molde o recipiente que hayamos escogido. Lo típico es usar un taper de plástico o de cristal, pero yo he optado esta vez por echarlo sobre un molde de silicona con forma de estrella. Alisamos la superficie, tapamos (con la tapa del recipiente o si no, con papel film a piel, es decir, bien pegado a la superficie) y dejamos a temperatura ambiente hasta que se enfríe. Después, guardamos en el frigorífico y lo dejamos reposar al menos 24 horas para que se enfríe totalmente y termine de coger cuerpo. Pasado ese tiempo, ya podemos cortarlo y disfrutar de él.

Se puede comer solo, con nueces o, como a mí más me gusta: en tostadas junto con un poco de queso. Esta vez, como os decía, lo he acompañado de los panecillos tostados con cereales y semillas de Dulcesol, ¡una auténtica delicia!

Cómo hacer dulce de membrillo al microondas

Algunos consejos:

  • Tal y como os indico en los ingredientes, poner manzana es opcional, pero mi abuelo lo hacía así y yo continúo haciéndolo de esa manera. 
  • Si os gusta la canela, podéis añadir una pizca a vuestro membrillo. Podéis hacerlo poniendo una rama de canela mientras lo cocináis (que retiraréis antes de triturar todo) o añadiendo una pizca de canela molida al final, antes de echarlo en el molde.

Os aseguro que este membrillo queda espectacular, súper sabroso y con la textura perfecta. Si os animáis a hacerlo, mandadme una foto para que pueda ver lo rico que os queda, me hace mucha ilusión que preparéis la recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

amazon