Lubina al horno con verduras. Reto Alfabeto Salado

LUBINA AL HORNO CON VERDURAS Receta Fácil, Rápida y Sana

Acabamos de estrenar mayo y, como todos los meses, tenemos nuestra cita con el Reto Alfabeto Salado, reto de cocina que tengo el gusto de organizar yo misma. Esta vez los ingredientes, escogidos por Belén, del blog El Toque de Belén y Catina, del blog La Cocina de Catina, son nada más y nada menos que lubina y sidra. Desde que me los dijeron me gustaron mucho porque son dos elementos muy comunes en mi cocina y, además, me parecían muy fáciles de combinar. 



Y he de deciros que no me he complicado mucho, porque muchas veces, con un buen producto, menos es más. He optado por hacer la lubina al horno, que queda deliciosa, con una cama de verduras a la panadera con un toque de sidra que son el complemento perfecto para cualquier pescado asado. Os aseguro que me he puesto las botas, ¡no puede estar más rico! Como siempre, os he grabado la receta en vídeo para el canal de YouTube, ¡id corriendo a verlo! No me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


LUBINA AL HORNO CON VERDURAS Receta Fácil, Rápida y Sana

Ficha de receta

  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocinado: 40 minutos
  • Tiempo total de elaboración: 45 minutos
  • Nivel de dificultad: bajo
  • Número de raciones: 2

Ingredientes

  • Una lubina de 400-500 gramos limpia y abierta para asar
  • Una patata
  • Medio calabacín
  • Media cebolla
  • 150 ml de sidra (sustituible por vino blanco)
  • 3 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de vinagre
  • 2-3 guindillas cayena
  • Sal
  • Pimienta


Lo primero que vamos a hacer es preparar las verduras. Pelamos la patata y la cortamos en láminas finitas, el calabacín lo cortamos también láminas (como lo cocinaremos con piel previamente lo lavaremos muy bien) y después, pelamos la media cebolla y la cortamos también en láminas, intentando que no se separen las distintas capas de la cebolla. A continuación, con ayuda de una brocha de cocina extendemos una cucharada de aceite sobre el fondo de una fuente apta para horno y vamos colocando las láminas de patata, calabacín y cebolla, intercalándolas entre sí, para que nos quede una base de verduras bien colocadita y vistosa. Colocar así las verduras es opcional: podéis ponerlas en la fuente del horno sin tanto orden, quedarán igual de ricas.

Cuando hayamos puesto las verduras, repartimos sobre ellas una o dos cucharadas de aceite de oliva (no es necesario poner en exceso) y la sidra o el vino blanco, del cual reservaremos un poquitín, unas 3 cucharadas. Por último, echamos sal y pimienta al gusto sobre las verduras y metemos en el horno (que tendremos precalentado a 200 grados con calor arriba y abajo, durante 25 o 30 minutos, hasta que la patata esté blandita.

Cuando la verdura esté (en mi caso han sido exactamente 28 minutos), sacamos con cuidado la fuente del horno y colocamos sobre las verduras la lubina abierta con la piel haca abajo. Echamos una cucharada de aceite, la sidra que habíamos reservamos y sal y pimienta al gusto (yo al pescado no suelo añadir pimienta en exceso, sólo una pizca). Metemos de nuevo al horno, ahora a 180 grados, y cocinamos 10-12 minutos, hasta que el pescado esté en su punto. Mi lubina era de 400 gramos y en 10 minutos estaba perfecta.

Cuando al pescado le queden 4 minutos de horno ponemos una sartén al fuego y echamos un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, echamos los dientes de ajo pelados y laminados muy finamente y las guindillas cayena (ponedlas enteras; el picor se concentra en las semillas interiores y así nos aseguramos de aromatizar el aceite pero no en exceso. Cuando los ajos estén doraditos, retiramos la sartén del fuego y vertemos el vinagre. Llevamos de nuevo al fuego, cocinamos 5 segundos a fuego fuerte y vertemos este refrito sobre la lubina recién horneada. ¡Que aproveche!


LUBINA AL HORNO CON VERDURAS Receta Fácil, Rápida y Sana

Algunos consejos:

  • Siempre os digo que adaptéis el nivel de picante a vuestro gusto: yo he puesto tres guindillas, pero podéis poner sólo una si no os gusta demasiado (o no poner ninguna, incluso). Eso sí, como os digo si queréis controlar el picante no rompáis las cayenas para que las semillas se queden dentro. 
  • Esta receta la podéis hacer con cualquier pescado que os guste: dorada, merluza, cabracho, verdel, chicharro, trucha, rodaballo... lo único importante a tener en cuenta es adaptar el tiempo de cocción al tamaño del pescado que uséis. 
  • Si queréis quitar o añadir verduras a la base, no os cortéis. Tirad de verduras de temporada y adaptaos a lo que tengáis en la nevera. 


Os aseguro que esta lubina queda deliciosa a más no poder: el punto de horneado es perfecto, queda muy jugosa y tierna; y la combinación con las verduras al horno es una maravilla. Y el toque del refrito es una delicia, creedme... Si os animáis a hacer esta receta, mandadme una foto para que pueda ver lo roca que os queda, me hace mucha ilusión que preparéis las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Y es que no hace falta complicarse nada para comer sano y rico! un plato de 10!
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Amo la lubina al horno en invierno, sobre todo para las fechas de navidad, que rica.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.