7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

Ya sabéis que estoy enamorada de mi olla de cocción de lenta (bueno, realmente es más correcto decir de mis ollas, ya que tengo dos...). Desde que me compré la primera ya hace varios años, se han convertido en un básico para mí y las uso un montonazo. Creedme si os digo que me costaría mucho acostumbrarme a no tenerlas, porque con algunos alimentos hacen auténticas maravillas. Pero vamos a empezar por el principio: ¿qué es y para qué sirve una olla lenta?

¿Para qué sirve una olla de cocción lenta?

Una olla lenta (también llamadas slow cooker) es un electrodoméstico que cocina los alimentos a baja temperatura durante largos periodos de tiempo. Para que os hagáis una idea, pensad en el chup-chup de toda la vida, esas ollas que nuestras abuelas dejaban durante horas a fuego muy lento. Aquí son populares desde hace relativamente poco tiempo, pero en EE.UU las primeras slow cooker surgieron en los años 50 y su uso está muy extendido. Según he leído, allí están presentes en cerca del 80% de los hogares.

Son aparatos eléctricos y su funcionamiento es muy sencillo: se componen de dos partes: una carcasa que, al enchufarla a la corriente, se calienta mediante unas resistencias internas, y una cubeta extraíble que es donde se colocan los alimentos. Disponen de dos grados de temperatura (LOW o bajo y HIGH o alto -usaremos una u otras en función de la receta- y la opción de WARM o mantener caliente) y simplemente hemos de introducir los ingredientes y cocinarlos las horas que sean necesarias en cada caso. Son totalmente seguras y lo bueno es que cocinan solas, sin que tengamos que prestarle ninguna atención ni estar pendientes. Y tranquilos, que no os vais a pegar un susto cuando os llegue la factura e la luz: estas máquinas tienen un consumo de electricidad muy bajo, así que aunque las usemos durante muchas horas, el consumo es mínimo. 

Dentro de que todas tienen el mismo funcionamiento básico, en el mercado encontramos multitud de modelos diferentes. Distintos tamaños y formas (redonda u ovalada); manuales o programables; o con cubetas con revestimiento de cerámica o de metal (que permite sofreír los alimentos directamente en la cubeta). En función de nuestras necesidades, optaremos por una u otra: podéis ver una comparativa muy detallada entre diferentes modelos y marcas en miolladecoccionlenta.com que seguro os ayudará a tomar la decisión.

¿Qué ventajas tiene cocinar en una olla lenta?

Tras usarlas durante años de manera habitual, os voy a contar cuáles son, para mi, las principales ventajas de este tipo de ollas. Lo primero y principal, es que las recetas quedan de lujo. Legumbres, carnes e incluso postres, de 10. Para mí otra cosa primordial es la comodidad, lo de meterlo todo en la cazuela y olvidarte no tiene precio.

El poco consumo también es un punto súper positivo: usarlas en lugar del horno o la vitrocerámica es un ahorro importante (que además, tal y como está la luz, cualquier ahorro en la factura es más que bienvenido...). 

Y no nos olvidemos de la rapidez de muchas recetas. Sí, sé que suena paradójico, ¿rapidez? ¿No dices que estas máquinas cocinan los alimentos durante muchas horas? ¡Aclárate, mujer! Os explico: me refiero a que, muchas recetas, no necesitan ninguna preparación extra previa, simplemente, se mete todo en crudo a la olla y listo, sin necesidad de sofreír o sellar los alimentos. Lo que es la cocción si es larga, pero la preparación de muchas de las recetas es mínima, y evitamos manchar la cocina y manchar cacharros.

Mis recetas favoritas en olla lenta

Como os digo, la olla lenta es un básico en mi cocina, así que en el blog tengo un montón de recetas hechas en este aparato maravilloso. A continuación, os dejo algunas de las que son, para mí, imprescindibles y que tenéis que probar sí o sí. Podéis ver las recetas pinchando en el título de cada una de ellas.

Pollo asado

El resultado de este pollo en la slow cooker es de 10, creedme. Yo no he vuelto a hacer pollo en el horno, con eso os lo digo todo: queda con un sabor espectacular y súper jugoso. ¡Hasta la pechuga queda tiernísima...! Y acompañado de unas patatitas es el plato perfecto...


7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

Alubias de Tolosa con sus sacramentos

Las legumbres en general son de esos ingredientes que cocinados a baja temperatura sacan todo su potencial. Y una de mis legumbres favoritas son las alubias, ¡y son de Tolosa mucho mejor! Acompañadas con sus sacramentos (chorizo, morcilla y panceta) quedan como para ponerle un piso en plena Gran Vía.


7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

Albóndigas rellenas de queso en salsa de tomate

Tengo un montonazo de recetas de albóndigas en olla de cocción lenta porque quedan maravillosas y no dan nada nadita de trabajo, ya que no es necesario enharinarlas y sofreírlas previamente. ¡Ahorramos un montón de tiempo y de esfuerzo! Y quedan extra jugosas y tiernas... 


7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

Rabo guisado al vino tinto

El rabo de toro (o de vacuno, que es el que realmente nos venden en la carnicería) es de mis platos favoritos de toda la vida, y no lo hacía antes casi nunca, solo en contadas ocasiones, porque necesitaba tenerlas cocinando en la vitro durante muchas horas (yo nunca he tenido olla exprés). ¡Ahora lo preparo siempre que quiero! Queda muy tierno y el sabor de la salsa es una maravilla. ¡Preparaos a mojar pan!


7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

Costillas de cerdo con mojo cubano

Las costillas en la olla de cocción lenta quedan simplemente espectaculares, la carne se separa sola del hueso. En este caso, as prepararemos con un adobo a base de cítricos que combina genial con la carne de cerdo. Y como no, las serviremos con unas patatas hechas a la vez en la olla lenta, ¡de lujo!


7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

Pan sin amasado ni reposo

Sí, habéis leído bien, ¡hasta pan se puede hacer en este tipo de ollas! Creo que es una de las recetas que más me ha sorprendido, y de hecho es una de las que más ha gustado a los seguidores del blog y del canal de YouTube. ¡Rara es la semana que alguien no me dice que lo ha hecho y que ha sido un éxito total! Además, es una receta muy sencilla, ideal para los que no tienen mucha experiencia en el fascinante mundo de hacer pan.


7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

Bizcocho de fanta naranja

Os confesaré que, al principio, era un poco reacia con el tema de los bizcochos en la olla lenta, pero se me pasó en cuanto hice el primero. ¡Quedan ideales! En este caso es de naranja con un toque de chocolate y queda muy rico, pero podéis adaptar vuestra receta de bizcocho favorita sin problema.


7 recetas imprescindibles en olla de cocción lenta o slow cooker

Ya veis que se puede cocinar todo tipo de recetas en una olla de cocción lenta y queda todo de lujo. Yo siempre digo a mis amigos y a mi familia que es un aparato que enamora: ¡una vez llega a tu vida no puedes separarte de él! No me enrollo más, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.