Los beneficios de consumir productos congelados de calidad

Los beneficios de consumir productos congelados de calidad

Estoy segura de que todos los que me leéis tenéis en casa un congelador lleno, en mayor o menor medida, de productos congelados. Verduras, pescado, marisco, carne e incluso productos precocinados: el congelador es, sin duda, una despensa o una alacena más en la gran mayoría de los hogares (una despensa a bajo cero, eso sí).

Las ventajas de los productos congelados son muchísimas. Además de que la variedad de productos disponible es amplísima, muchas veces nos facilitan el proceso de compra (podemos comprar productos de diferentes gamas en un mismo lugar). Y en los productos congelados, igual que con cualquier otro producto de alimentación, adquirir productos de calidad es esencial. De esta manera, nos aseguramos que los procesos tanto de congelación como de gestión y distribución sean los correctos, algo primordial para nuestra salud. 

El proceso de congelación

El frío mata la proliferación de bacterias y gérmenes en los alimentos, evitando que estos se degraden y puedan ser perjudiciales para la salud. Por ello es muy importante que el proceso de congelación sea correcto, cumpliendo todas las medidas de higiene y seguridad. Sólo de esa manera los consumidores tendremos la completa de certeza de estar consumiendo alimentos 100% seguros y de confianza.

La importancia de mantener la cadena de frío

Uno de los factores clave en los productos congelados es no romper nunca la cadena de frío. Es decir, los productos han de mantenerse en un rango de temperatura constante durante todo el proceso (elaboración, almacenamiento, transporte y venta); sólo de esta manera nos aseguraremos de que los productos sean 100% seguros y mantengan intacta su calidad.

Existen mayoristas que se encargan de asegurar la idoneidad y seguridad de los procesos en todo momento, que ponen a disposición de los consumidores productos de máxima calidad. Un ejemplo de ello es Manumar, un referente en la Comunidad Valenciana en la correcta gestión y distribución de productos congelados y precocinados. Ahora, vamos a ver algunas de las muchas ventajas que nos aporta consumir productos congelados en nuestro día a día.


Los beneficios de consumir productos congelados de calidad

Los productos se congelan es su punto óptimo de frescura

La congelación es el proceso más natural y saludable de conservar alimentos, ya que no se usa ningún tipo de producto químico ni conservante. Además se congelan inmediatamente después de su recolección (en caso de las verduras, hortalizas y frutas), de su captura o de su elaboración. Por ello, mantienen su frescura, su valor nutricional y su sabor intactos, en perfectas condiciones.

Variedad y disponibilidad

Como decíamos anteriormente, la variedad y diversidad de productos congelados disponible en el mercado es amplísima. En muchos casos, incluso, podemos adquirir productos que no podemos encontrar frescos; ya sea porque no están en temporada o porque no son típicos en la zona donde residimos. 

Podemos conservarlos durante más tiempo en casa

Los productos congelados tienen plazos de consumo más amplios que los productos frescos o refrigerados. Eso sí, os recuerdo la importancia de mantener la cadena de frío también en nuestras casas y es necesario almacenarlos correctamente: evitaremos dejar las bolsas abiertas (la textura de los productos en contacto directo con el frío se dañan) y mantendremos el envase original para conocer siempre de la fecha de caducidad indicada por el fabricante.


Los beneficios de consumir productos congelados de calidad

Comodidad y rapidez

Muchos de los productos congelados que adquirimos vienen ya listos para cocinar o consumir. Verduras peladas y troceadas, pescados sin espinas ni escamas listos para cocinar, carnes de todo tipo cortadas y en porciones y, como no, multitud de productos precocinados listos para consumir. En muchos casos, incluso, se pueden cocinar directamente, sin necesidad de descongelarlos previamente. Todo ello, nos facilita y agiliza los procesos de cocinado.

Como os decía, estos son sólo unos cuantos de los múltiples beneficios que supone consumir alimentos congelados de calidad. Contadme, ¿qué otras ventajas encontráis vosotros en este tipo de productos? ¡Estoy segura de que se os ocurren mil más!

Comentarios

  1. Es importante tener a mano productos de calidad.Te solucionan cantidad de emergencias

    ResponderEliminar
  2. Personalmente lo que más me gusta de consumir productos congelados es que se mantienen mucho más tiempo y así no tirar comida.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Miss Pimienta y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.